Foto: Matías García

La temporada de Peñarol de Mar del Plata no pasó desapercibida en el mundo del básquet. De la mano de Leandro Ramella, el Mirrayitas encontró un funcionamiento espectacular, que le permitió terminar en el cuarto lugar de la fase regular de la Liga Nacional, con un récord de 25 victorias y 13 derrotas, un número que le valió el título de equipo revelación. En la post temporada, no lograron vencer a Boca en los cuartos de final.

En ese contexto, Leandro Ramella fue uno de los grandes pretendidos por varios clubes de nuestra Liga Nacional, tales como Regatas Corrientes y Quimsa de Santiago del Estero. Pero finalmente, el marplatense, que se formó en Kimberley, cruzará el Rio de la Plata para dirigir a Aguada, uno de los más poderosos de la competencia, que hasta hace unos días tenía a Nicolás Casalánguida al mando.

Artículo anteriorEl Pavelló Girona Fontajau será la sede del F4 de la LEB Oro
Artículo siguienteEl análisis de Sergio Hernández del triunfo de Quimsa en el J3