Emanuel Ginóbili y su cierre de año en la Columna para el Diario La Nación. Imperdible:

“La verdad es que tuve un mes muy prolífico por decirlo de alguna manera. Las cosas empezaron a salirme mejor, me sentí bien y eso me permite disfrutar este presente. Me parece que algunas cosas de las que me pusieron más en el centro de la escena, con esas dos acciones para ganar el partido (ante Boston y Dallas), se dieron simplemente porque entraron. El tiro con Celtics fue malo y entró; además en una situación normal yo no tomo ese lanzamiento, eso es trabajo de Kawhi (Leonard). Y en el partido con Dallas me tocó otra vez tener la última bola, por las mismas circunstancias. Y no voy a mentir, la verdad es que es lindo tener esas posibilidades, estuvo bueno sentirlo nuevamente. Para mí, antes era más común esa responsabilidad y ahora esas obligaciones las asumen las figuras del equipo. Y en el momento en el que estoy yo fue un plus poder asumir esos dos momentos.

Ojo porque esto tampoco me pone en un lugar diferente. Hay mucho revuelo por lo que hago, pero no me parece diferencial. No estoy viviendo en éxtasis porque entraron dos, de la misma manera que no me deprimo si tengo tres partidos sin puntos. Observo lo que sucede conmigo desde afuera, sin tomar posición ni juzgarme. Sin duda que me gusta que me salgan bien las cosas, pero no siento que volvió el tiempo atrás y que voy a pedir más cierres de partidos. Entiendo mi rol, estoy contento con eso. Incluso, diría que estoy teniendo más minutos de los que pensaba. De todas formas, tengo claro que eso es porque tuvimos las lesiones de algunos jugadores, lo que obligó a que otros juguemos más.

Cuando me preguntan por qué estoy haciendo estas cosas, es difícil determinarlo. Sólo sé que me siento bien. Está claro que estoy más lento, porque mi primer paso no es el mismo de antes. La verdad es que en cuanto al físico, con dolores o molestias, me siento hoy mejor que hace 5 años. No es que voy a entrenarme renqueando o juego con miedo a los desgarros, como me pasó en 2011. Estoy con tranquilidad y si juego 26 minutos en un partido, es verdad que estoy cansado o me cuesta dormir, pero no es porque tengo dolores. Eso hace que el día a día sea más placentero y que me pueda mentalizar en el juego y me relaje más.

Cuando miro las cosas que dicen sobre lo que hago en el equipo. Me parece que me celebran todo porque soy un viejo de 40. Si hago 10 puntos es la hazaña del viejo de 40 y si hago 2 puntos es porque «bueno, qué querés, tiene 40». Es un momento en donde está todo bien. Y no estoy pensado lo que dicen de afuera, pero con las redes sociales te enterás de todo. Y ahora hay gente que quiere que esté en el Juego de las Estrellas. ¡Están locos! Es incomprensible. Creo que hacer hoy 10 puntos es lo mismo que cuando hacía 35, pero hace 15 años. Me divierte y no más. Me ocupo de que todo lo que se habla no me afecte.

 

El equipo está en un período de readaptación. Estamos acoplando todo. Tony (Parker), por suerte, no tiene más restricciones de minutos, tiene que recuperar la regularidad, la confianza y demás; mientras que Kawhi sí está más limitado en tiempo y va paso a paso. Mejora, pero también se lo ve que por momentos se queda sin aire y hasta que no tiene “las mismas piernas” que el año pasado. Es un trabajo que le va a llevar tiempo. Va a ir sintiéndose mejor y nosotros tenemos que acomodarnos a él y a LaMarcus (Aldridge). Porque la verdad es que hasta ahora nuestro juego se apoyaba mucho en LaMarcus, tenemos sostener eso, hacerlo sentir bien, pero también darle espacio a Kawhi para que tome nuevamente su ritmo. Así que la verdad es que nos estamos reajustando. Ojo, pero prefiero esto a no tener los jugadores a disposición. Además, faltan cuatro meses y eso nos va a permitir evolucionar.

Y si bien queda mucho recorrido, lo cierto es que a estas alturas no es tan clara todavía nuestra potencialidad. Pudimos jugar enteros recién ante los Nets, lo que sucedió luego de 35 partidos. Y no nos faltaba nuestro jugador número 10 y el 14, no teníamos al base titular (Parker) y a nuestro mejor jugador (Leonard). Es complejo saber para qué estamos aún porque no encontramos nuestra identidad definitiva.

Si todo sigue como hasta ahora calculo que a mitad de febrero tendremos más claro todo lo que podemos hacer pensando en playoffs. Me parece que Golden State y Houston actualmente están un pasito por encima nuestro. Están jugando con un nivel de confianza y de ejecución superior al resto. Pero creemos que todavía estamos en un proceso para mejorar. Sin duda que estamos en ese pelotón que quiere lograr lo que ellos tienen hoy. Boston, Toronto, Minnesota, Oklahoma City y San Antonio conformamos un grupo que está muy atento a lo que sucede con los Warriors y los Rockets, que en esta parte de la temporada son los dos mejores”.

Foto: AP