(Photo by Nic Antaya/Getty Images)

El último día de temporada regular va a decidir muchísimo. A falta de 24 horas, solo nueve equipos clasificados a la post-temporada han asegurado su posición final, con otros 11 todavía pendientes de cerrar su futuro. La presencia del play-in ha cambiado la cantidad de equipos que clasifican y por primera en mucho tiempo, la última jornada decidirá muchos de los cruces de primera ronda.

En el Este, sabemos que Miami será #1 y que Toronto y Chicago cerrarán el top-6, #5 para los de Canadá y sextos el conjunto de Billy Donovan. En el Oeste, Suns será #1, Memphis #2 y también sabemos que Minnesota, Clippers, Pelicans y Spurs accederán al play-in #7, #8, #9 y #10 respectivamente. El resto está todo por decidir. Y específicamente hay tres luchas: top-4 del Este, play-in del Este del #3 al #6 del Oeste.

Analizamos cada escenario.

Escenarios para los seeds #2 al #4 en el Este. 

Partidos clave: Milwaukee @ Cleveland (16:30h), Boston @ Memphis (20h) y Detroit @ Philadelphia (20h)

Milwaukee será segunda si gana o si Boston pierde. Al contrario, si los Celtics ganan su partido y los Bucks no suman la victoria, caerán al tercero. Milwaukee no cae por debajo del tercero en ningún caso.

Boston será segunda si gana y los Bucks pierden. Si los Bucks ganan, caería al tercero con una victoria, o incluso con una derrota en Memphis, si Philadelphia no vence su partido. El peor caso, si Boston pierde y los Sixers vencen, los Celtics serían cuartos. 

Philadelphia es mucho más sencillo: una victoria sumada a una derrota de Boston la deja tercera; en caso contrario, será siempre cuarta. 

Escenarios para los seeds #7 al #10 en el Este. 

Partidos clave: Indiana @ Brooklyn, Washington @ Charlotte, Milwaukee @ Cleveland y Atlanta @ Houston (todos a las 16:30h)

Brooklyn será séptima si gana. Si pierde, pero Cleveland también suma la derrota, se mantendría séptima, salvo si Charlotte gana, que caería al octavo. Una derrota de los Nets combinada con victoria de los Cavaliers deja a los Nets octavos o incluso novenos si también los Hornets vencieran. Ahora mismo disponen de un 88% de ser séptimos. 

Cleveland depende de sí misma mantener el octavo, con una victoria o incluso subir al séptimo si Nets pierden. Hay un escenario donde Cleveland baja al 10, si Charlotte y Atlanta ganan y los Cavs salen derrotados. Tienen un 47% opciones de mantener la séptima posición. 

Atlanta no puede ser séptima ya. Su caso es el más complejo de todos: tiene el desempate ganado ante Cleveland y Charlotte, pero perdido ante Nets. Para subir al octavo necesitan ganar y que Cleveland pierda, pero una derrota sumada con victoria de Cavs y Hornets les puede mandar al décimo. En este momento tienen un 40% de mantenerse novenos. 

Charlotte, todavía décima, puede acabar hasta séptima (una opción de 16). La derrota le deja décima (50% de posibilidades) e incluso ganando, si todos sus rivales vencen, quedaría con el último billete para play-in. Para subir al séptimo necesita que Nets, Cavs y Hawks pierdan. 

Escenarios para los seeds #3 al #6 en el Oeste. 

Partidos clave: New Orleans @ Memphis (sábado 19h), Golden State @ San Antonio (sábado 21:30h), San Antonio @ Dallas, Lakers @ Denver, Golden State @ New Orleans, Utah @ Portland (todos domingo a las 22:30h)

Golden State será tercera si gana o si Dallas pierde ante San Antonio. Si los Warriors pierden y Dallas gana, Golden State cae al #4.

Dallas será tercera si gana y Golden State pierde. Al contrario, en cualquier otro escenario es cuarta: con derrota o ganando si los Warriors hacen los deberes. 

Utah depende de si misa tambien. Una victoria le asegura el quinto, incluso la derrota de Denver le deja quinto. Solo si pierde y los Nuggs ganan, el conjunto de Salt Lake City sería sexto. Por suerte, los Jazz juegan ante el peor conjunto post-All Star. 

Denver es virtualmente sexto salvo si gana y los Jazz pierden. 



Nota: Alejandro Gaitán | En Twitter: @alejandroggo

Artículo anteriorQuimsa no pudo con Minas por el tercer puesto de la BCLA
Artículo siguienteSao Paulo, el justo campeón de la BCLA