La Liga Argentina finalmente dió el visto bueno al ingreso de nuevos clubes al torneo 2022/23 de la segunda categoría del básquet nacional. La Asociación de Clubes decidió aceptar las propuestas de GEPU de San Luis, Club Atlético Montmartre de Catamarca, Sarmiento de Chaco y Club Atlético Pilar.

De la mano de la gestión del mencionado club y mucha gestión dirigencial, después de varios años, la provincia catamarqueña vuelve a tener un equipo dentro de las competencias nacionales, en este caso en el segundo escalón de importancia en el básquet profesional.

El club estaba desde hace meses esperando la oportunidad, la dirigencia ya había adelantado conversaciones para el tema de hoteles, restaurantes y temas logísticos con empresas de la zona. Así mismo, en su propia estructura, está haciendo remodelaciones a sus instalaciones para poder tener un estadio propio nuevo.

Para la dirigencia, todo el proyecto tenía que contar deportivamente al frente con una figura de reconocida experiencia, para ello la encomienda fue dada a Gabriel Albornoz, quien viene de trabajar en la Liga Argentina por varias campañas con Estudiantes de Tucuman y Asociación Mitre de Tucuman.

«Agradecer primero que todo a Montmartre porque era un sueño Institucional y habérmelo confiado a mi en la parte deportiva lo tengo que agradecer» comentó Albornoz quién venía trabajando con el club desde la pasada Liga Federal. Montmarte logró entrar en los cctavos de final de Conferencia en el último curso, cayendo derrotado ante Asociación Mitre de Tucumán.

«Esto no solo es llevar adelante el básquet de Catamarca, es el deporte de Catamarca que tiene que competir a nivel nacional y estar insertado en el básquet profesional del pais» agregó el entrenador.

El cuerpo técnico estará conformado por Sebastián Andrada, que ha sido el entrenador referente del club y por Fabricio Espósito, hombre de confianza de Albornoz en sus años en Tucumán.

La última participación de un equipo de Catamarca se remonta al 2008, cuando Alianza Olimpia no tuvo suerte en el año deportivo y su paso por la Liga finalizó con su descenso.

En el armado del equipo manejan varios nombres nacionales, con la oficialización del ingreso ahora si podrán cerrar la firma de contratos e iniciar los anuncios correspondientes. Lo que si ha dejado claro Albornoz es que el fichaje de un extranjero ocupará la posición de pivot.

«Debo agradecer a toda la gente de mi entorno por el apoyo, y lo único que queda es ahora trabajar y trabajar, que es el único camino que te lleva a lograr cosas» concluyó un entusiasmado entrenador.

Artículo: Roberto Dorta S. | Twitter: @balonalaire

Artículo anteriorDe Sylvia para Sue, las históricas se despiden de la WNBA
Artículo siguienteTriple victoria para los argentinos en México