Carlos Montesano, abogado de la Asociación de Jugadores de Básquet (AdJ), habló en UCU Radio sobre la situación de los jugadores y los cumplimientos de los plazos de pago, ante la situación que atraviesa el país por la pandemia del Coronavirus. Frases destacadas y audio completo:

«Estamos terminando un informe para entregarle a la Asociación de Clubes (AdC), que corrobore hasta el 31 de marzo los plazos que tienen los clubes para pagar y esperamos que en el mes de abril se pongan al día. No son muchos, pero algunos tienen un atraso considerable, como Ferro, Libertad, La Unión y Estudiantes».

«Cómo reiniciar la competencia es algo imposible de calcular, lo iremos viendo en el país y después en el propio deporte y en cada uno. Lo esencial es la salud y me parece bien en principio se quiera terminar la competencia y cumplir con los contratos, pagar los sueldos, que es lo que planteó el Gobierno a nivel nacional de proteger al trabajador».

«Lo que sucede es un fenómeno que no se le puede atribuir a nadie, los clubes están haciendo sus esfuerzos y entendemos la situación, en situaciones como estas no gana nadie y eso está claro». 

«La Liga Argentina está bastante ordenada pero la situación en el Torneo Federal es un poco más complicada. Si no juegan no cobran y si no cobran no viven. Si hay jugadores que viven solo del básquet seguramente están en problemas y los que viven de otro trabajo también. Vamos a tener que reunirnos con Fabián Borro (presidente de la CABB) para ver cómo podemos seguir». 

«Se está tratando de ver de pedir un préstamo o buscar otra solución. La categoría no da económicamente más de lo que dá y bajo esta situación se altera todo. Los clubes del Torneo Federal tienen un presupuesto más bajo y economía de los clubes es más limitado, no tienen en todos los casos sponsors que los sostengas y se retrae la economía. La ausencia de dinero y de una ayuda externa complica a los jugadores y los deja desprotegidos, no hay respaldo de la Secretaría de Deportes y lo veo como algo imposible. Sí, me parece que se podría considerar a los clubes como Pymes para obtener algún crédito». 

«Independientemente de la categoría, los contratos hay que cumplirlos. Tal vez con cierta flexibilidad razonable, pero terminarlos. Los clubes que no lo hagan se tendrán que acatar las sanciones que correspondan y que impongan sus propia organización».

«Todos tenemos que tener la consciencia de ser buenos humanos, honorables y comprometernos a cumplir con nuestros compromisos, inclusive si es más tarde, ahí vamos bien. Pero si hay algún pícaro en todo esto es doblemente miserable. El que trate de perjudicar a otro, sea jugador o club o cualquier ciudadano usando esto a su favor, es un miserable. Espero que de la AdC, los clubes y los jugadores y en general, no tengamos actitudes así». 

Artículo anteriorLos jugadores en la NBA podrían perder parte del contrato
Artículo siguienteFernando Duró: «La pandemia nos agarró en el comienzo de algo histórico»