En un partidazo en el que predominaron más las cuestiones defensivas y tácticas, el FC Barcelona venció al Real Madrid 64 a 59 en una nueva edición de la Copa del Rey, esta vez disputada en Granada, con Nikola Mírotic como MVP con 19 puntos y 5 rebotes. Los catalanes consiguen así su vigesimoséptima consagración en este torneo de mitad de temporada.

Los festejos del FC Barcelona campeón, vía @ACBCOM.



El primer tiempo fue todo del conjunto de Pablo laso, construyendo la diferencia desde una defensa agobiante con Taylor y Tavares como estandartes y permitiendo apenas 5 puntos a su rival en los 10 minutos iniciales. Pero el equipo Culé pudo volver al juego con la jerarquía de Mirotic y la frescura de Rokas Jokubaitis.

Un cierre apretadísimo en el que los de Jasikevicius habían logrado sacar 4 puntos parecía que le iba a dar más aire a su equipo, pero de nuevo el costado defensivo de los blancos volvió a poner en juego al Madrid. Dos libres de Mirotic pusieron al Barça arriba y, a la salida de un tiempo muerto, Deck tuvo una bandeja para empatar pero llegó pasado y se quedó corto en la definición. Otros dos libres del mencionado Nikola y uno más de Brandon Davies sentencieron el resultado y la consagración del equipo catalán.

Nico Laprovíttola jugó 29:48 y sumó 5 puntos (con un triple clave en el último cuarto), 2 rebotes y un asistencia, mientras que Gaby Deck redondeó 8 puntos, 5 rebotes y un recupero en 31:22 en cancha.

El momento de la premiación de Nikola Mirotic, el MVP de la final de la Copa.

Artículo anteriorEl Barcelona fue más que el Murcia
Artículo siguiente«Soy el papá más feliz del mundo»