Foto: Marcelo Endelli

Con claridad absoluta, Boca venció a San Lorenzo en el Polideportivo Roberto Pando 91 a 63 y puso la serie de reclasificación 1 a 0 a su favor. Eloy Vargas y Adrián Boccia fueron las máximas figuras del encuentro, con 24 y 17 puntos, respectivamente. En el ciclón, el más importante fue Matías Sandes, con 13 unidades y 10 rebotes.

Con un amanecer un tanto impreciso para los dos equipos, fueron los visitantes los que lograron sacar una ventaja en la zona pintada, con el de República Dominicana dominando la zona pintada, con 11 puntos en los primeros diez minutos de juego. El interno fue un dolor de cabeza constante para los de Quintans, que no lograron encontrarle soluciones a su ofensiva. En defensa, Boca mostró un juego físico que le facilitó muchísimo la generación de ventajas y los ataques rápidos, que fueron bien aprovechados por los perimetrales, que también castigaron desde los 6.75m. Con muchísimo a su favor, los Xeneizes se fueron al descanso largo con una ventaja de 18 (25-43).

Ya en la segunda mitad, los visitantes siguieron con la misma intensidad. Apostando al juego interno, y congestionando la zona pintada para impedir las acciones de Sandes, tras un parcial de 26-16, estiraron su ventaja a 28 en el tercer cuarto (41-69). Ya en el último cuarto, Boca terminó de quebrar el juego, con una contundencia que le permitió seguir estirando su ventaja, incluso con los más chicos en cancha. Finalmente, el Azul y Oro cerró el juego 91 a 63, y buscará cerrar el martes a las 19hs en condición de local su clasificación a cuartos de final.

Artículo anteriorSan Martín le ganó a Olímpico en dos suplementarios
Artículo siguienteAmeghino y Villa San Martín cumplieron en el norte