Continúan las emotivas despedidas en el cierre de la fase regular de la WNBA. La temporada 2022 será la última de grandes jugadoras y los últimos encuentros de la primera ronda así lo demuestran. Tras el gran homenaje a Sue Bird en Seattle, este viernes 12 de agosto fue el turno de Sylvia Fowles quien disputó su último juego de temporada regular en Minnesota cuando los Lynx recibieron a las Seattle Storm.

Desde el inicio del juego el estadio recibió al público para la ocasión, cada silla del tenía con camisetas alusivas a la jugadora con su imagen en el centro y una serie de palabras con diversas tipografias que mencionaban sus grandes logros, como por ejemplo: «MVP», «ALL-STAR» Y «REBOUNDING», por sus grandes récords como reboteadora.

Pero fiel a su estilo, en la previa del juego Fowles sorprendió a todos y cambió por completo el concepto de la noche al honrar a las guardias de Storm: Sue Bird y Briann January, quienes también se retiran este año. La pivot le entrego una campera personalizada a primera y un cuadro con sus mejores momentos a la segunda. Imagen conmemorativa del momento además refleja el detalle de que todas las jugadoras del estadio usaron camisetas homenajeando a Sylvia en el precalentamiento.

Tras la derrota del equipo por 96-69 el Target Center celebró de la mejor manera la carrera de la interna. Sylvia Fowles, leyenda de la liga y la franquicia, anunció en febrero que esta sería su última temporada en la WNBA, convirtiendo así al 2022 en un año especial para la gente de Minneapolis, quienes se lo demostraron de la mejor manera.

Como siempre todo comienza con la voz de las protagonistas y en la entrevista en cancha Sylvia aseguró “Estoy muy agradecida. Al comenzar esta temporada no quería ninguna de esta atención, pero a medida que avanzaba la temporada me di cuenta de cuánto amor y cuánto aprecio tienen estos fanáticos por mí en esta liga, y nunca quiero dar eso por sentado. Así que gracias por todo lo que han hecho a lo largo de mi carrera. Ha sido un viaje increíble y los aprecio a todos», dijo Fowles que venía de aportar 13 puntos y 12 rebotes.

Durante la ceremonia se pudieron apreciar múltiples videos tributo que celebraron el éxito de la interna en la WNBA y a nivel internacional. Incluyendo sus dos títulos, su MVP de temporada y los dos MVP de las Finales, sus cuatro premios a la Jugadora Defensiva del Año y las cuatro medallas de oro olímpicas. Que se completaron con una gran cantidad de discursos.

Además Sylvia recibió diversos regalos por parte de USA Basketball y la organización Lynx. Entre los que se destacan su anillo de campeona olímpica, correspondiente a Tokio 2020 y unas zapatillas customizadas

También, y como sucedió con Sue en Seattle, se proclamó el 12 de agosto como el «Día de Sylvia Fowles» en el estado y la ciudad.

Finalmente, Fowles tomó el micrófono y entre lágrimas se dirigió a la multitud por última vez diciendo: «Ha sido una alegría.Nunca pensé que estaría acá. (…) Solo quiero que sepan que los amo y los aprecio. Minnesota, este será mi hogar para siempre. Gracias. Gracias, gracias, gracias».

Cabe mencionar que hasta el último día de su carrera Sylvia Fowles continuará marcando récords y este viernes, en plena jornada conmemorativa, no hubo excepción:

Artículo anteriorLa Liga Argentina se jugará con 34 equipos
Artículo siguienteDe Sylvia para Sue, las históricas se despiden de la WNBA