Juan Pablo Cantero, base entrerriano de gran trayectoria en la Liga Nacional, hoy en día se encuentra jugando en Olimpia Kings de Paraguay. Equipo que fue noticia este fin de semana por no presentarse al quinto y definitorio partido frente a San José por las finales del torneo paraguayo.

En esta nota Juan Pablo Cantero habló sobre los motivos por los cuales Olimpia no se presentó a este último juego y sobre las actitudes que tuvieron los jugadores de San José, además analizó lo próximo en el calendario que es nada más ni nada menos que las semifinales de la Liga Sudamericana. Donde el equipo paraguayo estará organizando el grupo compuesto por Franca, de Brasil, y los argentinos Quimsa y Libertad del 13 al 15 de noviembre.

“No nos presentamos a jugar el último partido por que acá hay un problema muy grande con la Confederación de Básquet Paraguayo. Hay un problema de estatutos, en el cual solamente pueden ser presidentes los que pertenecen a la Confederación durante ocho años. Prácticamente es una presidencia/comisión donde son muy opositores a Olimpia, muchos directivos pertenecen a San José. Siempre hubo obstáculos para que Olimpia gane, no solamente adentro de la cancha sino también fuera, a partir de la no sanción de un jugador, en septiembre, donde este le pegó a un árbitro y solamente fue suspendido por cinco fechas, cuando generalmente todos sabemos que esas suspensiones son mucho más largas, esto le permitió jugar las finales a este jugador. Además en estas finales, tres partidos fueron dirigidos por una terna de árbitros compuesta por dos argentinos y un paraguayo, pero San José se quejó constantemente de que el arbitraje nos ayudaba a nosotros, por eso la Confederación hizo un cambio de terna arbitral a pedido de ellos. Olimpia quiso hacer lo mismo y no se le permitió, entonces ya fueron muchas obviedades juntas para darse cuenta de lo que ocurría. Por eso el club decidió no presentarse, a pesar de que nosotros queríamos jugar y nos sentíamos en condiciones de poder ganar, ya estaba la decisión dirigencial y no podemos hacer nada contra eso”.

“Yo hubiese actuado de diferente manera, como jugador ya experimentado, es la primera vez veo esto. Ver a otros deportistas festejar algo no ganado dentro del campo genera un poco de ruido, también genera un poco de impotencia por que yo hubiese intentado actuar de otra manera, arreglando primero las cosas y terminar el torneo dentro de la cancha. Uno siempre va aprendiendo cosas, inclusive a mi edad, la verdad es que estoy sorprendido de la actitud, principalmente la de mis colegas de San José. Después la parte dirigencial yo intento no meterme por que no estoy en ese ámbito. Pero la actitud de mis colegas de San José me disgustó muchísimo su actitud festejando y también publicando cosas en las redes sociales que generan que sean malos competidores”.

“Yo siempre digo que con el tema de lo organizativo que me encontré con algo que tiene dos caras. Por un lado en la organización al básquet paraguayo le falta mucho pero tiene un gran potencial económico. Sin dudas tiene mucho para trabajar, pero es un poco lo que no tenemos en Argentina. Ese potencial económico para que La Liga vaya creciendo en otros aspectos. Por eso es mucho más fácil armar un proyecto, en Paraguay, gastando un poco más de dinero para que el nivel siga creciendo. Indudablemente acá hay que cambiar muchas cosas, desde la Confederación, a partir de esto y la intervención del Ministerio de Deportes de Paraguay, creo que van a cambiar muchas cosas y se va a empezar a trabajar a consciencia”.

“El nivel del básquet paraguayo me sorprendió para bien. Son cuatro equipos muy fuertes, que tranquilamente podrían jugar La Liga Nacional, y principalmente en mi búsqueda era la parte de ser otra vez internacional, ir a buscar la Sudamericana y con el objetivo que tenemos ahora de intentar ganarla. Así que eso y no perder ritmo de juego, para cuando termine acá ver que posibilidades tengo, ya sea volver a Argentina o seguir en otra liga del exterior”.

“Esta semana estamos haciendo el cambio de chip, entrenando de distintas maneras, a consciencia y la verdad que en un muy buen nivel. Hay un objetivo claro que es pasar esta fase de semis y después de todo el esfuerzo que hizo el club para organizarla, con el costo que eso conlleva. Acá hay una gran expectativa no sólo en el club sino en la ciudad y en el país. Olimpia es el club más grande de Paraguay y ya el movimiento que creó y la expectativa que generó, me sorprende muchísimo y hay que intentar por todos los medios hacer una gran serie y poder pasarla. Sabemos que es muy difícil, los tres equipos que vienen son durísimos y en tres días tenés que estar muy atento, concentrado y físicamente muy bien para jugar a gran nivel”.

“Sabemos que Franca y Quimsa son candidatos a ganar la Sudamericana, pero también sabemos que Libertad viene jugando una gran competencia, con un muy buen nivel e incluso estuvieron a punto de ganar la anterior fase en Uruguay. Yo lo que siempre les digo a los chicos de acá que jugar contra un equipo argentino genera estar atentos a muchas cosas. Principalmente en la parte táctica, que por ahí falta un poco acá en Paraguay e intento todos los días transmitir con Javier (Martínez) el corregir algunas cosas y mantener la concentración y la táctica. Yo creo que si Libertad está en este nivel va a ser difícil ganarle y a nosotros no nos sobra nada así que esperemos que tengamos unos grandes tres días”.

“Sobre mi futuro, el tema de la Sudamericana me abrió muchas puertas para jugar en otro país, tuve contactos con equipos de Uruguay, México, Venezuela también de Argentina. Pero la verdad es que hoy, estando en concordancia con mi familia, estoy abierto a cualquier posibilidad. Hay que esperar, yo ahora estoy pensando en la Sudamericana, en pasar esta serie y si lo logramos me quedaría hasta diciembre en Paraguay. Así que hoy por hoy, voy día a día y objetivo a objetivo así que se verá más adelante mi futuro”.

Informe: Argentos X el Mundo (Twitter: ArgsXMundo)