Kevin Hernández, pivot de Ferro, se refirió a la derrota ante Obras 97 a 87 en el debut de La Liga.

“No tuvimos una buena noche, pero desde la energía tuvimos momentos que estábamos bien y empezamos a achicar un poco y medio se perdía. Obras estuvo intenso y jugando físico y nosotros por momentos pudimos hacerlo y por otros no”. 

“Fue un tema más nuestro que de ellos, ellos aprovecharon las ventajas que les dimos. No podíamos terminar de arrancar o terminar de dar vuelta ese goleo”.

“Vamos a andar bien, un tropezón no es caída. No podemos deprimirnos esto nos tiene que hacer despertar para encarar La Liga a morir. Estamos aptos para estar muy bien en La Liga, pero el torneo te pone donde tenes que estar, recién es el partido y en la gira creo que tenemos chances de ganar los dos partidos”.

“Me encantaría estar, sé que falta un poco porque no quede, pero tengo que seguir dandole duro hasta febrero. Es el sueño de cualquier jugador de básquet poder representar al equipo. El rol de capitán en Ferro me hizo estar más a la altura y me siento mucho mejor”. 

Audio completo de la nota:

Foto: LNB Contenidos