Leo Gutiérrez, entrenador de Peñarol de Mar del Plata, habló en UCU Radio, sobre el cierre de temporada en La Liga y del futuro del equipo milrayitas. Además se refirió a su presente y sus deseos para la próxima temporada.

Frases destacadas y audio completo de la nota:

 "Poder terminar y sacarte una mochila de encima es relajarte, después de un año duro. Fue una temporada complicada en todo aspecto, en lo económico se padeció mucho. De mi parte no encontrarle la vuelta al equipo". 

"Fue un año complicado. La salida de Bruno Barovero fue complicada, y la llegada de Juan Pablo Vaulet, que si bien cambia el panorama y nos dio una mano enorme, fue todo muy traumático, se tardó mucho en que pueda jugar. El aspecto económico jugó en contra durante toda la temporada, si hubiésemos estado mejor la cabeza hubiese estado más tranquila y enfocada en lo deportivo". 

"Tenemos que encontrar el rumbo y tratar de poder pasarla mejor. Creo que Peñarol merece la ayuda de todos, como también lo hacía en la época en la que yo era jugador, donde había un grupo muy grande de personas ayudando a la parte económica del club. No había un solo dirigente, había mucha gente ayudando trayendo ideas y dando respuestas a las necesidades del club, que hoy no está pasando". 

"Lo encuentro muy sólo a Domingo Robles, hay muchas cosas que resolver que muchas veces una persona sola no lo puede hacer. Es necesario tener un equipo de trabajo y creo que es lo que necesita hoy Peñarol para mejorar y no pasar más por estas situaciones. La cabeza del jugador cuando tenés familia y compromisos económicos que no podés cumplir te juega en contra". 

"Nos jugó en contra también la lesión de Damián Tintorelli, la pérdida de Nico Gianella, un jugador con experiencia que nos daba muchas cosas. Hice un cambio en la posición de cuatro (con Lucas Arn) que fue más un problema que una solución. Fue una equivocación de mi parte, traer un dos y no un cuatro natural. No pudimos por eso ser más regulares. De los errores se aprende y no los volveré a cometer. Peñarol es un equipo para estar entre los mejores 8 de La Liga, no sufrir y tener chance de jugar Playoffs, pero después pasan este tipo de cosas y terminas padeciendo en una temporada dura y muy cuesta arriba".

"No tengo idea como están los jugadores, llegamos a un acuerdo de no hablar de lo económico y enfocarnos en la competencia. Fue una temporada muy dura, que te lleva a cansarte no solo físicamente, sino mentalmente. Yo no sabía cómo era todo esto y vivirlo, me hace entender cuando los entrenadores me decían que querían descansar. Es un cansancio que tiene uno como entrenador en su cabeza de encontrar soluciones, ver que todos estén contentos y que cuando los resultados no acompañan hay que dar vuelta y tratar de ganar".

"No tuve miedo, tuve preocupación. Sabía que tenía que ponerle la idea a los jugadores de que podíamos jugar un playoff por el descenso. Creo que ni Peñarol ni Atenas se prepararon para esto. El nerviosismo va a estar de los dos lados, la ventaja la tiene Atenas, no hay mucha ventaja deportiva porque el nerviosismo y la presión es para todos". 

"No tengo contrato, mi idea es seguir dirigiendo, pero no sé dónde y cómo. veré que depara el destino. No descarto la posibilidad de seguir en Peñarol porque es mi casa. Hace mucho tiempo que estamos juntos como jugador y entrenador, pero no sería malo intentar seguir por caminos distintos.  El cariño por esta camiseta voy a tenerlo esté dirigiendo o no en Peñarol". 

"Todavía estamos en conflicto con la AdC, esperamos poder solucionarlo, el país no está en una buena forma económica y no puede ser que en la situación que está el país nos obliguen a hacer un gasto tan grande para poder seguir trabajando. Espero que se solucione para que podamos tener vacaciones en paz y comienzo de pretemporada de las mejores". 

Audio:

Foto: LNB Contenidos - Peñarol