Tan ansiado fue su regreso, tan esperada fue la vuelta a las canchas del "Salvador", del que podía emparejar la serie, del que alimentaba las esperanzas de la franquicia de Oakland. Tantas ilusiones que se generaron se disolvieron en 12 minutos de juego de Kevin Durant en la noche canadiense.

En una ofensiva ante Ibaka, KD quiso romper por el eje, pero cuando pisó con su pierna derecha para encarar al aro, se resintió el mismo sector que lo tuvo alejado de las finales de conferencia y de la serie ante Toronto: la pantorilla. Según se informó después del partido, la estrella de los Warrios tendría una importante lesión en el tendón de aquiles, lo que le demandaría una larga recuperación.

Las finales continúan 3-2 en favor de los Raptors y el jueves se disputará el sexto partido.

El momento en que KD se resintió de su lesión en el gemelo derecho

Así se retiró Durant: en muletas