Se acabaron los rumores, llegó la confirmación oficial: Luis Scola formará parte de la Selección Argentina de básquet en los Juegos Olímpicos de Tokio del año próximo, algo que se suponía que podía ocurrir luego de la histórica participación en el Mundial de China, donde fue capitán y emblema del elenco subcampeón y dejó en el camino a rivales que parecían superiores, como Serbia, en cuartos, y Francia, en semifinales.

"La idea en los últimos tres o cuatro años era ver si podía llegar a Japón. Ese fue el plan siempre. Y para llegar había que clasificar, y eso se hacía en el Mundial. No tenía un plan post Mundial si no clasificábamos. Si lo hacíamos, en cambio, tenía que buscar un buen lugar y así llegué a Milán. Mi objetivo es Japón, después veremos. Ese era el plan original. Hay un rumor que dice que voy a tener 40 años, yo estaba seguro de que no", contó entre risas en De acá en más, por radio Metro. Luego, agregó: "A no ser que pase nada raro... Pero, ¿qué puede pasar? A la que habría que preguntarle es a mi mujer, a Pamela, si ella dice que sí...".

Scola, que fue el abanderado de la delegación argentina en Río de Janeiro 2016, analizó la posibilidad de repetir ese privilegio, que reconoció como “el más importante” de su carrera. Sin embargo, aclaró que “también es una buena oportunidad para que la pueda tener otro porque no hay muchos abanderados, se da cada cuatro años”.

Actualmente en Olimpia Milano de Italia, Luifa recordó que su mejor momento fue en la NBA: “Estaba 35 minutos en cancha y tenía 18 puntos de promedio, cosa que hoy no puedo hacer. Con los años uno pierde cosas. Es raro ver jugadores que jueguen con 45 años y yo tengo el mérito de haber envejecido bien y estar bien, mejor de lo que podrían pensar. ¿Qué me mueve? Nada en especial, soy un jugador de básquet, es mi trabajo, me sale naturalmente".

Por otra parte, Scola se encargó de aclarar algunas cuestiones sobre su entrenamiento previo al Mundial: “Se dijeron muchas cosas que no son reales. No vivía como Rocky, nada que ver”. Se refería a un video viral sobre un entrenamiento en el campo, en un “tercio de cancha” que él mismo se mandó a construir en Castelli: “No me la hice para el Mundial, la construí mucho antes de saber que iba a jugar este Mundial y que iba a estar jugando a esta edad. La uso todos los años para entrenar".

"Me cuesta mucho imaginarme de cualquier cosa que no sea jugador de básquet. Lo cual es un problema grande, porque me quedan uno, dos, con toda la furia tres años. Después me quedan 40 más de vida. Fantaseo con muchas cosas. También me cuesta imaginarme un futuro lejos de la Selección porque estoy muy identificado, siento que lo haga va a tener cierta cercanía", cerró Luifa.

Fuente: TyC Spots
Foto: FIBA