A continuación, repasaremos lo sucedido en este mercado de pases previo al inicio de una nueva temporada, que se vio marcado por la gran cantidad de jugadores (y algunos entrenadores) que decidieron seguir su carrera en la Liga Argentina luego de haber pasado por la Liga Nacional y varios otros que hicieron el camino inverso.

Acá el listado de los que bajaron a La Liga Argentina proveniendo de LNB:

Sebastián Uranga (de Estudiantes de Concordia a Platense)
Lucas Goldenberg (de Salta Basket a Platense)
Diego Guaita (de Peñarol a Hindú)
Alejandro Zilli (de Salta Básket a Unión)
Diego Gerbaudo, Emilio Stucky y Leandro Hiriart (siguen en Salta Básket)
Emilio Domínguez (de Estudiantes a Atenas de Cármen de Patagones)
Matías Bernardini (de Olímpico a Rivadavia Básket)
Lisandro Fernández (de San Lorenzo a Salta Basket)
Estefano Simondi (de Gimnasia a Ameghino)
Lucas González (de San Martín a Dep.Viedma)
Juan Cruz Oberto (de Atenas a Barrio Parque)
José Montero (de Quimsa a Hindú)
Luciano Pagani y Nicolás Kalalo (de Quimsa a Independiente de Santiago del Estero)
Franco Bazani (de Hispano Americano a La Unión de Colón)
Joaquín Sánchez (de Bahía Básket a Dep.Viedma)
Marcelo Macías (de asistente técnico de Peñarol a nuevo DT La Unión de Colón)
Fernando Rivero (ex Comunicaciones, nuevo DT de Hindú)
Gustavo Fernández (ex Boca, nuevo DT de Estudiantes).

Quienes pudieron volver a la máxima categoría para la 2018/19 son:

Bruno Barovero y Nicolás Lauría (en Peñarol)
Leonardo Tortonesi y Ramiro Trebucq (en Argentino)
Alvaro Merlo (en Estudiantes)
Carlos Buemo (en Hispano)
Tomás Cocha (en Obras)
Facundo Vázquez (en Olímpico)
Sebastián Morales y Lucas Ortíz (en Quilmes)
Pablo Orlietti y Alejandro Spalla (en San Martín)
Ignacio Barsanti (nuevo asistente en Regatas)

Y también están los que ascendieron, con Libertad de Sunchales, como Nicolás Copello y Ariel Zago, quiénes de esta manera subieron a La Liga.

Está claro que hay muchas cesiones de juveniles por parte de los clubes de elite pero llama la atención, por ejemplo, que Quimsa no se haya quedado con ninguno de los «pibes» campeones de la Liga de Desarrollo, ni siquiera a su MVP: José Montero.

Otro hecho para destacar fue lo hecho por Lisandro Rasio, que después de una gran experiencia por Chile (donde disputó la instancia decisiva con Leones de Quilpué) fichó en Salta Basket, que había descendido pero que se reforzó con todo regresar rápidamente a la «A».

Dentro de las migraciones internas de nuestro básquet, el caso de Pablo Orlietti es especial: jugó la final de la temporada ´15/16 con La Unión de Formosa, pasó por Ferro Carril Oeste de General Pico y ahora arregló (hasta diciembre) en el ganador del Súper 20 y último subcampeón argento, San Martín de Corrientes.

Ahora en el tercer escalón de la pirámide nacional, hay que destacar la llegada de Fernando Funes al Torneo Federal, seducido por la importante oferta económica que le hizo Lanús a pesar de que varios otros equipos querían obtener sus servicios.

Nota: Santiago Ortega para ucuweb

Gráfica: Joaquín Olmedo

Artículo anteriorArgentina está en la final del Sudamericano
Artículo siguiente«Queremos estar en los primeros lugares»