Puerto Rico aguantó una valiente demostración de Panamá y ganó, 82-73, ante un coliseo repleto, tal y como ocurrió en sus dos partidos anteriores. José Juan Barea encabezó el ataque de Puerto Rico con 18 puntos. El domingo va por Argentina en Formosa.

En su última presentación en el legendario coliseo Roberto Clemente en el año 2018, la selección nacional de Puerto Rico no le falló a su gente. Aunque el rival le salió más duro de lo esperado, el conjunto boricua cumplió en su casa y consiguió una victoria clave en su aspiración mundialista.

Gracias al triunfo, los boricuas (5-2) se mantiene en plaza mundialista en el grupo E. Mientras, Panamá (3-4) vendió cara una derrota de la cual tendrá que recuperarse rápido si desea seguir con opción de ir a la Copa del Mundo China 2019.

José Juan Barea encabezó el ataque de Puerto Rico con 18 puntos y siete asistencias, aunque perdió el balón en cinco oportunidades. Para Puerto Rico fue su victoria número 100 (100-28) en partidos celebrados en la Isla en torneos oficiales.

“Tremendo equipo de Panamá, grande y físico. Vinimos enfocados, todos los muchachos hicimos el trabajo. No fui el mejor cuidando la bola, cometimos muchos turnovers, pero ganamos que es lo importante”, dijo Barea a FIBA.com una vez concluyó el encuentro.

Gian Clavell aportó 14 unidades y fue factor en el parcial final con ocho puntos. Ángel Vassallo agregó 11 puntos para un Puerto Rico que fue consistente en la pintura, pero cometió 16 pérdidas de balón con 19 asistencias. Jorge Bryan Díaz capturó nueve rebotes.

Ahora Puerto Rico afronta el juego más difícil de estas eliminatorias. Los boricuas tendrán su viaje más extenso de los clasificatorios al viajar hasta Formosa para medirse a Argentina el próximo lunes.

Panamá tuvo cuatro jugadores en doble figura. Daniel Girón, del banco, lució con 17 puntos (cuatro triples), mientras que Javier Carter tuvo 16, Trevor Gaskins coló 15 y Tony Bishop 10 con ocho rebotes. El conjunto centroamericano se medirá el lunes en su capital ante Estados Unidos.

Informe y fotos: FIBA

 

Artículo anteriorEstados Unidos fue una aplanadora ante Uruguay
Artículo siguienteLo mejor del triunfo de Argentina ante México