La Selección Argentina Femenina se despidió del Mundial de Tenerife con 3 derrotas, ante Turquía, Australia y Nigeria en su zona y tanto su entrenador, Cristian Santander, como las jugadoras Victoria Llorente y Ornella Santana analizaron el campeonato y se refirieron al futuro de Las Gigantes.

Cristian Santander, DT de Las Gigantes, analizó el torneo: «Sabíamos que era el partido que teníamos que jugar, la fecha pasada altero el triunfo de Nigeria sobre Turquía. No se puede reprochar nada, las chicas hacen un esfuerzo descomunal en cada pelota siempre en desventaja física de estatura o raza. No pudimos por eso».

«Fuimos de menor a mayor, nos había planteado tirar 70 lanzamientos para aumentar el caudal de posibilidades y eso lo conseguimos en los primeros partidos, lanzamos más que Turquía y Australia. El torneo no te da tiempo, es muy cruel, en otros torneos jugas con los de abajo. Acá te vas con la sensación de que no servís para nada, pero es lo que se dio».

«Dimos nuestro máximo, América tiene que mejorar mucho para estar a este nivel, Estados Unidos y Canadá están muy bien, los asiáticos y europeos también, necesitamos medirnos, crecer para poder equiparar fuerzas, necesitamos que crezcan los demás y nosotros. Mejorar más el físico y que América tenga mejor competencia para que no dependamos de que nuestras jugadoras se vayan a jugar a Europa. Necesitamos que todos los torneos se mejoren».

«Necesitamos cambiar cosas de nuestra forma de encarar los procesos. Necesitamos jugadoras de 1.85 para arriba que jueguen desde edad temprana y salir del molde de dobles y triples bases en cancha porque después se llega a este nivel y estamos distantes. Tenemos que hacer esa inversión a partir de los 15 a 18 años para poder competir en este nivel después».

Audio:

Por su parte, Victoria Llorente, analizó: «Veníamos con expectativas grandes, a soñar como todo el mundo dice. Sabíamos que teníamos rivales duros en la zona y que ningún partido iba a ser fácil. Dimos todo contra Turquía y no pudimos ganarlo y ante Australia sabíamos que iba a ser muy duro. Contra Nigeria teníamos que ganar si o si y por diferencia de puntos. Estamos muy unidas, en lo individual estoy triste porque cada vez se hace más difícil poder estar en un Mundial y se había trabajado para conseguirlo. Me voy orgullosa y vacía porque dejamos todo».

«Vamos a seguir peleando aunque las cosas no vayan bien, es duro cuando venís con ciertos objetivos y no los cumplís, seguimos luchando todas juntas a pesar de las circunstancias».

«El nivel mundial del básquet femenino cada vez es mejor. Senegal le ganó a Letonia, los equipos trabajan y cada vez es menor la diferencia entre equipo y equipo. Quizá si hubíeramos mantenido la concentración contra Turquía podríamos haber ganado».

Audio:

En tanto, Ornella Santana se refirió al Mundial: «El partido contra Nigeria fue diferente porque sabíamos que teníamos que ganar si o si y entró más la pelota». 

«Dejamos todo, podíamos mejorar cosas, pero me voy bien por cada cosa que hicimos. Se ve mucha diferencia en la talla y en la efectividad».

«Cuando sos más chica jugas sin pensar tanto y ahora jugas pensando en todo y a veces te juega en contra. El tema del tamaño tiene mucho que ver y se nota en los partidos», expresó y agregó: «Jugar un Mundial fue algo increíble, es una de las cosas que me faltaba».

Audio:

Nota: Mery Urrutibehety, enviada especial de UCU

Fotos: FIBA

Artículo anterior“Las expectativas son muy buenas”
Artículo siguiente«Estoy contento de que volví a jugar»