Villa San Martín 74-83 Hindú

El clásico se iniciaba con dos equipos muy intensos, buscando ambos imponer su juego, pero a su vez el nerviosismo jugaba su papel (2–5). Corrían los minutos y el que mejor se asentaba era Hindú, siendo la experiencia de Diego Guaita fundamental para mejorar a todo el equipo (5–11).
Luego del atropello o mejor arranque de la visita, Villa San Martín encontraba en Guillermo Aliende y Franco Vieta algunas respuestas para equilibrar el score (11–13). Las acciones rápidamente volvían a ser equilibradas, salvo algunos ataques bien manejados por Diego Guaita y Pablo Fernández, mentras que los locales encontraban a Sebastián Picton como la principal arma ofensiva; el primer cuarto era para Hindú por 21 a 15.
El segundo arrancaba con un Villa San Martín más intenso, estando Picton muy enchufado y como el mejor hombre del Tricolor (23–27). Nuevamente las cosas volvían a equilibrarse, en la mitad del periodo era Hindú el que retomaba la confianza y su goleo para dejar el tanteador igualados en 29. Cerca del final, Hindú con una excelente rotación de balón, levantaba su juego en gran manera y el score se hacía notar (34–41). En la última jugada, Santiago Ferreyra convertía un “triplazo” e iban al descanso largo con ventaja de 44 a 38.
Hindú arrancaba muy bien el tercer cuarto, había buenas decisiones encabezadas por Diego Guaita y Pablo Fernández, más Martín Cequeira desde la conducción (44–54). El partido era intenso, pero Hindú estaba muy claro y manejaba los tiempos cuando el partido lo requería (52–63). El cierre del periodo era para la vista, aunque Villa San Martín a pesar de la desventaja, no perdía pisada y menos se desconcentraba; tercer cuarto para el “bólido verde” por 64 a 56.
El último acto marcaba una paridad muy favorable para Hindú, quien encontraba con su efectividad desde el perímetro, mediante Santiago Ferreyra, mayor claridad y mejor juego (63–72). Por el lado de Villa San Martín, todo era garra y corazón y le alcanzaba para mantenerse a la expectativa.
El match se cerraba e Hindú lo hacía mucho más fácil, encontrando este las mejores opciones en ofensiva. Pasaban los minutos y era el momento del final, llegando el “bólido verde” a su tercer triunfo al hilo y de visitante; el clásico era para Hindú sobre Villa San Martín por 83 a 74.
Informe: Prensa Villa San Martín

En el primer cuarto, el “verdirrojo” estuvo cuatro minutos sin anotar, hasta que llegaron los puntos de la mano de Maximiliano Ríos y Josiah Whitehead. Del lado de la visita el experimentado base Leo La Bella, capitán del equipo, fue el más destacado haciéndose cargo de casi todas las decisiones de tiro.

En los segundos diez minutos, Leonardo Costa movió el banco, ajusto la defensa y con las apariciones de Tobías Franchela y las manos de Maximiliano Tamburini y Federico Giarraffa, el equipo local estiró la ventaja y logró sacar diferencia.

En los dos primeros cuartos, el equipo juninense desplegó un gran juego, que le permitió estar arriba durante el primer tramo del partido. Ambos equipos se fueron al descanso con una amplia diferencia para el local de 48- 27.

Durante el tercer tramo de este encuentro, Ciclista siguió apostando a su tiro externo, mientras que la visita fue recuperándose de a poco y metió un parcial de 15-8. Por lo tanto, esto provocó que Costa pidiera tiempo muerto. El lobo ajustó la defensa y lastimó al local con su juego, y terminó llevándose el cuarto por 16 a 26.

Durante el último cuarto, Ciclista ingresó a jugarlo por una diferencia de 11 puntos (64 a 53). El lobo apostó a una doble base conformada por La Bella-Remolina, sumado a un encendido Cuello quien lastimó con su tiro externo y en la zona pintada. Del lado del rojo, fue decisivo Jackson que terminó con 29 pts. y 42 de valoración. Sobre el final Maximiliano Rios sentenció el partido lastimando con su tiro externo. El verdirrojo se llevó la victoria en el Coliseo por 90-76.

Informe: Prensa Ciclista


Rivadavia 87-77 Centro Español

Rivadavia comenzó mejor, con mayor movilidad y rotación de pelota. La visita se fue acomodando con el transcurso de los minutos, con su clásica presión asfixiante. Con un mejor cierre, los mendocinos lograron el primer chico (20-18).

Los locales llegaron a sacar diez puntos de diferencia. Sin embargo, Centro Español no perdió la calma y siguió buscando lanzamientos desde 6,75 metros. González y Rodríguez achicaban la distancia, para que la visita quedara sólo a uno de la igualdad (35-34).

Tras el descanso, Rivadavia volvió a tomar el protagonismo en las primeras posesiones, pero el elenco de Santángelo no se quedaba atrás y el encuentro se volvía golpe por golpe, con un final que sería no apto para cardíacos (57-55).

Último cuarto: Sepulveda castigaba con un triplazo y el Gallego pasaba al frente. Los Naranjas no estaban cómodos y sufrían, pero cinco puntos de manera consecutiva, tres de Arancibia y un doble de Bernardini, los Naranjas sacaban una luz de ventaja para el cierre.

Dicho final fue muy favorable a Rivadavia y fue sentenciado con un triplazo de Arancibia. En defensa además fue muy eficaz en los instantes determinantes para ganar por una diferencia de diez puntos.

Informe: Prensa Rivadavia

Artículo anteriorEmiliano Basabe: «Estoy muy contento de volver a Argentina»
Artículo siguienteContinúa el repechaje en Corrientes