Deportivo Norte 86-83 Unión

Deportivo Norte le ganó a Unión por 86-83 con un triple de Gallegos sobre el final del juego. La figura fue justamente el con 27 puntos, 7 asistencias y 2 rebotes. En la visita se destacó Patricio Rodriguez con 23 puntos.

En los primeros minutos de juego fue gol por gol pero llegando a la mitad del cuarto la visita con su juego interno comenzó a sacar diferencia, defendía hasta al ahogo impidiendo que Norte tome tiros cómodos y en ataque estaba sólido con Zilli, Rodriguez y Correa como líderes. Así los primeros 10’ se los llevó Unión 15-23.

En los primeros del segundo, Norte se siguió equivocando debido a la gran defensa que proponía Unión doblando por momentos a su máxima figura Rodrigo Gallegos cuando tomaba la pelota, controlaba que el ataque del equipo de Cupulutti no sea efectivo como suele serlo. La ventaja para el rojo llegó a ser de 12 pero el albiceleste reaccionó a tiempo, comenzó una defensa en zona que dio resultado para bajar el goleo y en el último minuto de juego con Joni Torresi como figura con un triple, robo y doble se puso a su equipo a sólo 4 para irse a camarines con el partido totalmente abierto.

El segundo tiempo en general fue de lo más parejo, pero en el tercer cuarto comenzó mejor Norte con un 6-0 para pasar al frente 50-48. Unión errático, logró convertir recién a los casi 4 minutos de juego. El local sacó su mejor arma, el capitán Rodrigo Gallegos se lució con 10 puntos en este cuarto para demostrarle a la visita que no sería tarea fácil ganar en su casa. La zona seguía siendo la mejor defensa para contener a los grandotes de Unión y no permitirles tiros fáciles. Parecía que el local se iba con un mayor respiro a los último 10’ el local, pero una bomba de Correa puso las cosas 67-65 con nada dicho aún.

El último cuarto fue no apto para cardíacos, faltando poco más de 5 minutos Unión sacó 5 de ventaja con un triple de Rodriguez y parecía que se llevaba el juego pero esto es básquet señores, así un triple de Gallegos puso diferencia de 2 y la 5° falta de Rodriguez le dio 2 tiros libres a Joni Torresi para empatar el juego en 81 faltando poco menos de 2 minutos. Una falta convertida a Fraga le da la posibilidad de pasar al frente por 2 quedando 1.30 de juego pero rápidamente Correa vuelve a dejar la paridad absoluta en 83.

El último minuto de juego fue increíble, dos faltas sancionadas a favor de Unión le dieron la posibilidad de 4 tiros libres los cuales fueron errado en primer orden por Correa y luego por Alloatti después de agarrar un gran rebote ofensivo. Con 15 segundos en el tablero Cupulutti pide minutos para idear una jugada que termina sólo consumiendo algunos pocos segundos pero la pelota quedaba una vez más en manos del albiceleste esta vez con sólo 13 segundos de juego pero sólo 7 de posesión y un nuevo minuto del entrenador, estaba claro que había que consumir el mayor tiempo posible pero también convertir y que mejor que dejar esto para su capitán y hombre de la noche, Rodrigo Gallegos convirtió un triple desde poco más de 7mts de distancia que reventó el Estadio Jorge Ferrero.

Siemienczuk ideó algún tipo de jugada para los 7 segundos que quedaban de juego pero Norte pudo contener bien en defensa sin la necesidad de cortar con falta ideando un tiro incómodo a su rival que no pudo convertir.

Informe: Prensa Deportivo Norte


Hindú 70-65 Villa San Martín

En un partido en que la paridad brilló en gran parte del mismo, Hindú Club lo cerró mejor y le ganó a Villa San Martín 70 a 65 en el cuarto clásico de temporada de la Liga Argentina de Básquet que se jugó ante muy buen marco de público. Gran tarea de Valentine en los ganadores con 15 puntos, 15 rebotes y 2 tapas, en tanto en la visita Carnovale se destacó con 15 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias.

Desde el mismo inicio se notó una gran paridad entre ambos. Pero Villa comenzó más intenso y logró una rápida ventaja de 15-5. Hindú tuvo el regreso de Pablo Fernández recuperado de su lesión pero todavía falto de ritmo, por lo que el Tulo Rivero recurrió a su banco en busca de respuestas. Éstas aparecieron de la mano de Romero, Montero y Ferreyra y así achicó diferencias, por lo que el primer segmento fue para el “Tricolor” por 5.

El segundo capítulo también tuvo un comienzo desordenado por ambas partes pero en medio de ese desorden generalizado los de Castro terminaban mejor sus ofensivas y así se mantenían al frente. Pero en los locales Guaita y Valentine pesaban y mucho, por lo que fueron acortando distancias para, con un doble de Cequeira, pasar al frente por primera vez 29-28 para irse al descanso largo ganando por un doble.

En el tercer capítulo Cequeira conducía a los “verdes” con sobriedad y además anotando puntos importantes, pero a fuerza de empuje en la zona pintada Villa volvió a pasar al frente 40-39 y el encuentro se volvió emotivo.

El último cuarto fue el definitorio porque luego de un comienzo dubitativo, el “Bólido Verde” estiró distancias pasando 57-50 con 7’40” por jugar. Por ese entonces Montes y Monteros eran determinantes y Villa, que no se entregó nunca, se fue apagando de a poco por la intensidad del juego de Hindú y porque sus hombres fundamentales bajaron su rendimiento.

Así los locales terminaron cerrándolo mejor, controlando el juego y al adversario de manera inteligente para terminar festejando una justa victoria.

Informe: Prensa Hindú


Del Progreso 78-85 Rivadavia

No por sorpresivo dejó de ser justo el triunfo de Rivadavia ante Del Progreso (85 a 78) en el Alto Valle de Río Negro. Los mendocinos llegaban al pleito de anoche con baja del extranjero Charlie Wilson, y lograron resolver el partido con una acertada defensa y el incesante goleo que entregó Cristen Wilson (31 puntos). Bien secundado por Matías Bernardini (16) y Abel Trejo (13).

Progreso tuvo muchos inconvenientes para vencer la zonal combinada que propuso Rivadavia, cerrando bien el ingreso del balón en cercanías de los acrílicos.

Wilson se encargó de hacer prevalecer a Rivadavia durante el primer segmento (8-15 y pedido de minuto por parte de Daniel Jaule). Las segundas opciones para Rivadavia fueron una constante en ese tramo, lo que obligó al DT local ensayar continuos relevos para dar batalla en los rebotes.

Progreso, errático desde el perímetro (el único triple en esos 10 minutos lo convirtió el interno Facundo Brizuela) se fue enredando en la zonal impuesta por Fernando Minelli y, con ello, Rivadavia selló un 16-22 a su favor.

Con los ingresos de Javier Ledesma y Adriano Maretto Progreso empezó a imponer gol, con corridas y dobles en cercanías del cesto. A los 5’ del segundo capítulo el local con los libres de Gustavo Maranguello pasó al frente en el marcador por primera vez (28-27). Desde ahí todo se hizo parejo (34-34 con 3’ por jugar). Ledesma siguió aportando puntos y Progreso disfrutó de él, al descanso se fue arriba: 41 a 38.

En el tercer cuarto aparecieron un par de corridas y volcadas de Wilson, a lo que se le fue sumando la efectividad en conjunto. Rivadavia lo empardó en 48. A Progreso se le volvía hacer muy costoso anotar en cercanías del cesto. Con Ledesma (5/8 en triples) el local se mantenía en partido. Los de Jaule amagaron con escaparse en el tablero 51 a 48 con 3’ para finalizar el tercer cuarto, pero nada de eso sucedió. Rivadavia se aferró al juego de manos en ofensiva y quedó abajo por la mínima con un doble sobre la chicharra (57-56).

Se vislumbraba un cierre apretado. Erráticos los dos en el inicio del último cuarto, fue Rivadavia el que encontró primero la efectividad para ganar el juego y terminó llegando al triunfo con un parcial de (21-27). Además de hacer prevalecer su zona combinada, que tantos dolores de cabeza le trajo al DT rival y los suyos en pasajes calientes del pleito.

Al promediar el cuarto periodo entraron en relación con las redes Bernardini, Trejo y Wilson y, entonces, Rivadavia sacó una luz de diez puntos (61-71) con 4’30’’ por jugar. Jaule armó reiteradas estrategias para apretar arriba, y logró ir achicando la brecha. Pero cuando Rivadavia necesitó de Trejo el capitán afloró anotando dobles desde media distancia y un par de simples oportunos. A 45’’ finales la ventaja era de 5 y Bernardini con dos libres (18 de 19 para el visitante durante la noche) alejó el peligro.

Con otra volcada de Wiilson, el triunfo fue una realidad para Rivadavia de Mendoza.

Informe: Prensa Del Progreso

 

Artículo anteriorCharlie Wilson no sigue en Rivadavia
Artículo siguiente«Este grupo puede llevar a la Argentina a un Mundial más»