Rubén Magnano habló en conferencia de prensa luego de su debut como entrenador de Uruguay en la ajustada victoria frente a Puerto Rico por 64 a 62. El argentino contó las claves del triunfo celeste y la impresión que le dejó el estadio y el ambiente que generó la gente.

“Si hay un punto vital en esto tiene que ver con nuestro aspecto defensivo por un largo momento del juego. Creamos muchísima incomodidad en el rival, reducimos los puntos en la mano que ellos tienen, cortamos circulaciones y eso fue fundamental. Cuando un poco se venía la noche y estaba complicado jugamos inteligentemente para las personas que había que jugar. Todo ese ingrediente y el público que empujaba fueron importantes para el juego. Es un balance extremadamente positivo por la calidad del rival”.

“No se gana como sea, es una gran mentira establecida, inculcada, incluso a veces por los medios. No se gana como sea, se gana con entrega, con coraje, con un buen trabajo técnico – táctico, se gana jugando al basquetbol. Acá en Uruguay hay un ADN muy interesante, sino no hubiésemos hecho el juego que hicimos, pero tampoco creo que si hubiésemos perdido se acababa la historia”.

“Un agradecimiento muy grande a la gente de Uruguay por como apoyó al equipo. Este es un estadio a nivel mundial, donde creo que los espectadores han disfrutado su estadía en un estadio así. Mis felicitaciones para las autoridades que le dan al pueblo las posibilidad de un estadio así”.

Quién acompañó a Magnano en la conferencia de prensa fue el heroe de la victoria charrúa, Mathías Calfani, quién contó las sensaciones luego del triple que le selló el triunfo uruguayo, lo que generó el acompañamiento de la gente y las sensaciones que le dio el entrenador argentino en sus primeros días.

“Se te viene a la cabeza todo el trabajo, el esfuerzo, todas las veces que la tiras y la erras, porque no es que siempre la vas a meter. Lo primero que se me vino a la cabeza fue la cantidad de veces que tiré esperando ese momento. Se dio hoy, se dio para la importancia del juego y fue un momento soñado. Para mí y para todos”.

“Era importantísimo ganar hoy y empezamos con el pie derecho a construir algo muy importante”.

“Es inexplicable. Todo lo que pudimos soñar o imaginar antes de empezar el partido, de jugar con este estadio increíble que esté lleno, quedó chiquito. El empuje, el apoyo de la gente fue increíble y es un jugador más. Esperemos que la gente confíe, este con nosotros y que nos siga apoyando”.

“Rubén nos dio la confianza para tomar decisiones. Nos dio muchas armas. Tuvimos muy poco tiempo de entrenamiento y se habló mucho más en lo teórico, que en lo práctico por las circunstancias de estas ventanas. Pero nos metió en la cabeza la confianza, creer en el trabajo día a día, en el trabajo que venimos haciendo fuera de la selección, en creer en uno mismo, en los compañeros y que todos somos más fuertes que uno. Tener un entrenador del peso de él para nosotros es muy importante y tenemos que aprovecharlo, exprimirlo al máximo todo su conocimiento y lo que tenga él para darnos”.

 

Audio:

Fotos: FIBA

Artículo anteriorFernando Duró: «Las condiciones deportivas están complicadas»
Artículo siguiente#3x3Radio: emocionante charla con Franco Giorgetti