Unión 73-70 Hindú

Unión se hizo fuerte nuevamente en casa y doblegó al líder Hindú que además llegaba invicto en la segunda fase de la Conferencia Norte. Diego Guaita fue el goleador del partido con 14.

En un entretenido primer cuarto el dueño de casa pudo imponer su juego y logró quedarse con ese primer chico 20-16.

La rotación en el segundo cuarto le fue favorable al Tate y además de quedarse con el parcial por 21-16, se fue al descanso arriba en el marcador 41-32.

Ya en el segundo tiempo, Hindú salió en busca de revertir la situación, el tercer cuarto se lo llevó por 16-13, aunque no logró alcanzar a Unión que finalizó 54-48 arriba.

El último cuarto fue realmente vibrante, incluso el líder de la Conferencia estuvo a tiro de empardar el marcador pero no pudo en su visita a Santa Fe. Más allá que se quedó con el último parcial por 22-19, el Tate aprovechó la ventaja obtenida en el primer tiempo y se quedó con el partido ganando 73-70; cortando de ésta manera el invicto que arrastraba el equipo chaqueño de 9 victorias consecutivas.

Informe: Prensa Unión Foto: Gabriel Palomeque


Gimnasia LP 75-76 Petrolero

El Lobo cayó 76 a 75 ante Petrolero en el Poli por una nueva jornada de la Liga Argentina. No alcanzaron los 21 puntos de Cuello y los 15 de La Bella. En la visita se destacó Carreras con 17 unidades.

La paridad reinó durante gran parte del primer cuarto. Ninguno de los dos equipos lograba distanciarse en mayor medida por la intensidad en defensa que mostraban ambos equipos. Recién en los minutos finales, Gimnasia se escapó con un parcial de 9-0 de la mano de Cuello y Dickerson. Así el Lobo se llevó el primer cuarto, 22-14.

Petrolero abrió el segundo cuarto con un parcial de 6-0 (22-20) y se puso a un doble. Zuvich volvió alejó al Lobo pero Cantarutti y Elliot volvieron a emparejar el juego. Poco a poco el conjunto Tripero fue tomando el control de las acciones y recupero la brecha en el marcador, 34-28. Pero a diferencia del cuarto anterior, esta vez el cierre fue para la visita. Jure y Carreras comandaron un parcial de 8-0 para que su equipo se vaya al entretiempo al frente, 34-36.

Tras el descanso largo, la paridad volvió a reinar sobre el parquet del Polideportivo Víctor Nethol. Pasaba el Lobo al frente y la visita lo igualaba. Y lo mismo sucedía cuando Petrolero se distanciaba. Hasta que en el minuto final una ráfaga de La Bella puso a Gimnasia al frente por 4, 54-50. Pero un triple de Pallotti y un foul gol de Carreras lo dieron vuelta a favor del elenco neuquino, 54-56.

A igual que como se desarrolló gran parte del encuentro, el ultimo cuarto no fue la excepción. Intensos en defensa e incomodando al rival, ninguno de los dos equipos lograba sumar para tomar ventaja en el marcador.

En la recta final, fue Petrolero el que se escapó pero enseguida La Bella y Sesto respondieron y pusieron al Lobo al frente, 62-60. La visita aprovechó un par de errores para pasar al frente (64-68) y así entrar al cierre en ventaja. Dickerson puso a Gimnasia a 2 (72-74) y un doble de Thomas puso a 4 a su equipo con 1:23 por jugar. Nuevamente La Bella y Sesto sumaron en ataque y Gimnasia se acercó a 1, 75-76 con 14 segundos por jugar.

Brun pidió minuto para reponer desde el costado ofensivo pero el Lobo defendió y recuperó la pelota. La Bella atacó el aro pero la pelota giró y no entró. Tuvo una oportunidad más el conjunto Tripero con un par de segundos pero no logró anotar. Y la victoria se la quedó la visita por la mínima, 75-76.

Informe: Prensa Gimnasia


Salta Basket 85-81 Oberá

Con una baja más que importante en la noche salteña, Los Infernales sufrieron la ausencia de su goleador Lisandro Rasio, el interno sufrió un golpe en su pie derecho en la última gira, el encuentro frente a los misioneros estuvo para alquilar balcones en el Estadio Delmi. Fue triunfo para Salta Basket frente a Oberá Tenis Club de Misiones, por 85-81. La figura de la noche volvió a ser el interno Scott Cutley, quien casi termina completando un triple doble: 19 ptos, 11 rebotes y 8 asistencias. Se vendrá ahora una dura gira por tierras cordobesas.

El cuarto partido en el Delmi fue triunfo para los conducidos tácticamente por Leandro Hiriart, el conjunto salteño volvió a consolidar su buen juego ante su gente para superar a un necesitado conjunto misionero que lleva cinco derrotas al hilo. Los primeros diez minutos fueron para Salta 21-14.

En los segundos 10 minutos de la noche, Alejandro Kuperman ajustó algunas cuestiones en sus dirigidos y los mandó con el cuchillo entre los dientes. Oberá sacó pecho en tierra agenta y se quedó con el período (18-25).

????????????????????????????????????

Lo que parecía un nuevo recupero en manos del Goyo Eseverri, en cuestión de segundos se convirtió en dos acciones a favor de la visita para poner el encuentro 32 iguales a falta de poco más de cuatro minutos para el final del primer tiempo.

En ese trance del encuentro los misioneros trataron de controlar las acciones dejando pasar los segundos de posesión y buscando al mejor hombre para encestar. Sin sacarse ventajas y con una buena remontada de Oberá se fue el primer tiempo, igualados en 39, partidazo en La Linda.

El penúltimo cuarto en el local apareció la experiencia de Vícto Cajal para calmar las aguas en tiempos de tempestad y aportar sus porotos en su cuenta personal. Mientas el resto de los guerreros salteños daba batalla como buenos infernales. Parcial a favor en La Linda (29-20) a un capítulo para el final del choque.

Faltaban tres segundos para el final y el partido seguía abierto, OTC perdía por cuatro puntos (85-81). Posesión para Salta que tras un mal pase provocó una efímera incertidumbre en los salteños con fantasmas de noches anteriores, sin embargo no pasó a mayores Stucky, de gran partido reemplazando nada menos que al goleador Lisandro Rasio y constituyéndose a uno de los goleadores, para que Salta Basket obtenga un nuevo triunfo en casa. Eseverri, Fernández, Mariani, Dellavalle y Cutley –el otro artillero de la noche- volvieron a destacarse en el rendimiento colectivo del conjunto norteño.

Informe: Prensa Salta Basket


Echagüe 88-89 Villa San Martín

Este miércoles en Paraná, Echagüe fue local de Villa San Martín de Resistencia, en lo que significó el debut oficial de Oscar “Cachi” Bonell, como entrenador del primer equipo del local. Cabe destacar que se vio un interesante incremento en la cantidad de público que asistió al estadio para ver entre otras cosas, el debut de un DT del riñon de Echagüe. El juego terminó con victoria para la visita por 89 a 88.

La visita comenzó con buenos porcentajes el primer cuarto, y rápidamente sacó una luz de 8 puntos luego de 2:30 de juego (11-3). De la mano de Alexis Knecht, Echagüe revirtió la tendencia y con un parcial 8-0 empató las acciones, todo esto en los primeros 5 minutos de juego. Zustovich con una bomba desde el eje volvió a poner paridad, esta vez en 16 cuando restaban 3:23 para el cierre. De tener un amplio dominador en los primeros instantes, el juego pasó a ser más parejo en el cierre del primer parcial. El final del cuarto fue con muchas imprecisiones por parte de ambos, Echagüe se fue arriba al primer descanso: 24 a 22.

Ambas defensas ajustaron algunos detalles y sobre todo con presión en el traslado de ambos bandos, el flujo de conversiones disminuyó y el partido se hizo más cortado. En Echagüe sobresalía Frederick y Carnovale hacía lo propio en el equipo chaqueño. Promediando el segundo cuarto, igualaban en 28. Mcgee crecía en la zona pintada y la visita sacaba 4 con una corrida de Picton (43-39). Con 23 segundos por jugar Castro pidió tiempo muerto, ya que el local con una corrida de Knecht se puso abajo por dos (43-45). Así se terminó el primer tiempo, con la visita arriba por 2 puntos. Frederick (11) y Carnovale (13) fueron los goleadores de sus equipos en los primeros dos cuartos.

En el comienzo del tercer parcial, la visita fue más intensa atrás y pudo correr para sacar muy pronto una diferencia de 8, lo que obligó a Bonell a intentar cortar la racha con un tiempo muerto. Villa San Martín seguía efectivo en los momentos que más necesitaba y a falta de 3:10 para el cierre, mandaba por 16, 67-51. Robinson y Mcgee se las arreglaban para romper la defensa entrerriana y el tercer parcial quedó en manos de la visita 73 a 58. Knecht y Vietta eran los goleadores del local y el visitante, con 16 y 19 puntos, respectivamente.

Alan Moreno desde el perímetro intentaba descontar para que el local tenga chances sobre el cierre y con dos bombas consecutivas e idénticas, desde el rincón puso las cosas a 12. Una buena cortina de Osores puso a knecht en situación de tiro en el eje y este recibió una falta que luego capitalizó para bajar la diferencia a un dígito (84-75) con 4:10 por jugar. Frederick aportaba en la zona pintada con un doble y falta convertida y la remontada era realidad. Echagüe se ponía a dos posesiones (80-86) con 2:40 por jugar. Robinson tomó un rebote en segunda chance y pudo convertir para volver a poner las cosas a 6 con un adicional que convirtió.

1:20 restaba y la visita ganaba 89 a 82. Pero Frederick tenía guardado el triple del partido para que el local siga con chances. El mismo tomó el rebote de la ofensiva visitante, que luego le llegó a Alan Moreno quién desde el mismo rincón puso a Echagüe a 1 punto con 35:3 segundos por jugar. En dos oportunidades la Villa no pudo y con una falta en ataque de Picton, el AEC tenía la chance de pasar al frente desde la línea con 15 segundos por jugar. La última bola no entró y Villa San Martín se quedó con una victoria más que trabajada, en un partido con un final atrapante. Fue 89 a 88 para los de Resistencia.

Informe: Prensa Echagüe

 

 

 

Artículo anteriorLos argentinos presentes en el Festival de las Américas de Mini Básquet
Artículo siguienteGimnasia festejó en la ruta al derrotar a Libertad