Con altura. Volando bien alto, luchando en el campo y brillando tanto como el parquet. San Lorenzo jugó un partidazo ante Hipano, le ganó por 111-90 y puso la serie de Octavos de Final 1-0.

El primer cuarto fue para el conjunto visitante, que se imponía por 22-27, aunque la ventaja sería efímera ya que el Ciclón se repondría rápido con un tremendo parcial de 35-23, para dejar la chapa del primer tiempo 57-50. Una primera mitad con la red en llamas, con altos porcentajes para los dos equipos. En el complemento, San Lorenzo fue estirando gradualmente la diferencia que obtuvo pero nunca se puso en duda su superioridad: 86-75 el tercero y 111-90 el resultado final.

En las estadísticas los flashes se fueron con el Penka Aguirre que encestó 35 tantos y, no sólo fue el máximo goleador, sino que logró su récord personal. El que más asistió fue Mata, con 7 y el premio al más rebotero lo tuvo Joel Anthony con 10.

Esta historia continuará el sábado: otra vez en Boedo, San Lorenzo buscará estirar la diferencia que logró hoy e irse a Río Gallegos para rematar la serie.

Planilla oficial del juego

Informe: Prensa San Lorenzo

Foto: La Liga Contenidos

 

Artículo anteriorFerro fue contundente ante un opaco Quimsa
Artículo siguiente«En la parte ofensiva tenemos que dar un paso adelante»