Platense 75-73 Deportivo Viedma

En tiempo suplementario y lejos de su mejor versión, el N° 1 de la Temporada Regular superó a Deportivo Viedma por 75-73 en los segundos finales y se llevó el primer juego que abrió una de las series de semifinales de la Conferencia Sur. El norteamericano Gastón Essengue con 25 puntos y 8 rebotes, al igual que Pablo Bruna con 21 tantos y 12 asistencias, resultaron determinantes para el festejo Calamar.

Muchos nervios, poco juego y errores varios marcaron el inicio del encuentro inicial de la llave. Los primeros diez minutos transcurrieron bajo una serie de pérdidas, poca efectividad y falta de regularidad en los ataques de ambos equipos. De hecho Platense tardó 4 minutos en abrir el marcador con un triple de Pablo Bruna, que le sirvió para pasar al frente ya que el “Depo” tampoco estaba certero en sus lanzamientos. El local llegó a ponerse 9-4 con el andar del parcial, pero se fue arriba solo por uno (11-10) al término del tramo.

La tónica del partido no varió en el segundo segmento. El equipo del Cholo Vázquez se fue complicando y con poco la visita comenzó a tomar el control del tanteador. Platense jugaba mal, no progresaba en ataque y no encontraba variantes que lo metieran en partido. Así las cosas, Viedma empezó a sumar y a falta de 4’18” para el entretiempo había sacado una ventaja máxima de doce (26-14) que le daba comodidad, pese a que la sumatoria de faltas se vislumbraba como un problema. El tiempo pedido por el banco Calamar resultó ser un despertador para el equipo y con un parcial de 11-0 quedó abajo solo por uno hacia el cierre del cuarto. Un triple de Pedro Franco y luego una bandeja de Pablo Bruna (13 pts. en la primera parte) dejaron el marcador 29-27 para el elenco rionegrino.

La paridad prosiguió en el tercer segmento. Platense buscaba hacerse fuerte en la pintura de la mano de Gastón Essengue y Cedric Blossom, pero el partido no lograba armarse y se repartían el liderazgo en el tanteador. El Marrón se puso 44-39 a falta de 1’44” y daba la sensación que tomaría las riendas del juego, pero no. Los patagónicos nuevamente encontraron el canasto y el tramo se cerró con apenas un doble de distancia en favor del local (47-45).

Con un triple de Lucas Pérez se abrió el cuarto período, pero respondió Essengue desde la zona pintada. Platense se puso 51-50 y a partir de allí volvió a caer en las equivocaciones de la primera parte que lo llevaron a perder el control. Con un parcial de 9-0 por 6 puntos de Kenneth Jones y un triple de Franco, Viedma supo aprovechar ese momento y pasó al frente por 59-51 para encender todas las alarmas en Vicente López. Lo curioso es que tras un tiempo muerto solicitado por José Luis Pisani, el que volvió a resurgir fue el Calamar para igualar las acciones en 59, con un bombazo de Felipe Pais y 5 tantos consecutivos de Essengue, con 1’47” en el reloj para el final. Sin embargo, ninguno de los dos pudo ganarlo en el tiempo regular y con dos lanzamientos libres del propio pivote camerunés a falta de un segundo y con toda la presión, el juego se fue al suplementario.

El nerviosismo fue el gran protagonista de los 5 minutos del tiempo extra. Viedma se vio claramente en desventaja, por la pérdida de Ayan Nuñez de Carvalho, Keyron Sheard por faltas y Kenneth Jones jugando al límite. Sin embargo, Platense no pudo aprovecharlo. El Depor llegó a estar 70-66 luego de una canasta de Jones, pero a falta de 36 segundos, el local volvió a pasar al frente luego de una bandeja de Lucas Goldenberg. Pedro Franco falló un intento de tres puntos y desde la línea de libres Felipe Pais metió el primer disparo, pero malogró el segundo. Alejandro Pappalardi tomó el rebote y le cometieron falta, pero también logró 1 de 2 para poner el 73-70 con 18 segundos en el reloj. El Calamar no cortó con infracción y Lucas Pérez clavó un tremendo bombazo para establecer el 73 iguales a falta de 7 segundos. Tras el tiempo muerto solicitado por Platense, Gastón Essengue le dio la conversión debajo del canasto para darle el triunfo por 75-73, que casi no es tal, si el tiro de Joaquín Sánchez desde su propio campo en lugar de repiquetear dentro del aro dos veces y salir, termina adentro en un final tan increíble como emocionante en Vicente López.

Informe: Platense Básquet


Estudiantes 69-77 Atenas

El primer juego de una de las semifinales de la Conferencia Sur de la Liga Argentina, quedó en manos de Atenas de Carmen de Patagones tras el 77 a 69 sobre el Club Estudiantes. El Griego le quitó la ventaja de localia y le cortó un invicto de 22 partidos. El ex Estudiantes Joaquín Gamazo con 22 puntos y 13 rebotes fue el MVP del juego mientras que en el bata se destacó Santiago Arese con 19 puntos y 10 rebotes.

Con un diseño táctico y una estrategia llevada al pie de la letra durante los 40’, Atenas sorprendió a Estudiantes y se llevó el primer punto de la serie. El Bata tuvo una noche de poca efectividad desde los 6.75 y nunca le encontró la vuelta para romper el entramado defensivo que le propuso el Griego.

El juego comenzó con Pablo Moya siendo el abanderado de las ofensivas de Estudiantes, que no tenían la claridad habitual. En el tramo final del cuarto Atenas inclinó la balanza con tres triples; primero apareció Gamazo para igualar en 13, luego Cardo para sacar tres y más tarde, tras dos simples de Merchant, Lavoratornuovo para estirar a cuatro. Una nueva intervención del “Heredero” cerró el cuarto 17-19.

Con un parcial de 9-0 (puntos que llegaron por Gamazo y Nwogbo), Atenas se despegó en el marcador, en el inicio del segundo capítulo. La racha la cortó Merchant, el único del Bata que pudo abrir grietas en la defensa visitante, con cuatro puntos consecutivos. A él se le sumaron Sandrini y Arese para limar la diferencia y llegar abajo por la mínima al descanso largo (36-37).

Al regreso, Estudiantes tuvo un cuarto de muy poca efectividad con 2-10 en tiros de dos y 1-9 en tiros de tres. En ese pasaje se marcó el destino del juego; porque se bien quedaba un cuarto más por jugar Estudiantes no pudo ponerse en lo que quedaba de juego a menos de una posesión en el marcador.

Los dirigidos por Gustavo Fernández dieron todo para mantener la localia, pero la efectividad y el buen planteo defensivo de Carlos Romano y la correcta manera de llevarlo a cabo por los jugadores se la llevaron.

Informe: Prensa Estudiantes


San Isidro 67-50 Hindú

En el primer juego de la serie de semifinales de la Conferencia Norte, San Isidro se impuso con supremacía, 67-50 a Hindú de Resistencia.

Los Halcones Rojos dominaron las acciones del partido en ambos costados de la madera y se adueñaron del trámite del principio del partido.

Con una defensa intensa y agresiva que destruyó el plan de ataque chaqueño, y en ataque fue eficiente e inteligente para siempre aprovechar la posesión de la bola.

Este domingo, desde las 20:30, sanfrancisqueños y chaqueños disputarán el segundo juego de la manga.

Informe: Prensa San Isidro


Barrio Parque 99-79 Central de Ceres

Barrio Parque se impuso este viernes como local a Central Argentino Olímpico de Ceres por 99 a 79, en el primer juego de la semifinal de la Conferencia Norte de la Liga Argentina. De esta manera, el Verde del Sur se puso 1 a 0 arriba en la serie.

Luciano Guerra con 32 puntos (7 dobles y 6 triples) fue el goleador de Parque y del partido, mientras que Luciano Lizárraga con 24 tantos (9 simples y 5 triples) fue el máximo anotador de Central Argentino.

El partido tuvo parciales 25-13; 48-33 (23-20); 67-60 (19-27) y el final 99-79 (32-19).

Con mucha marca desde el comienzo, los dos equipos demoraron casi dos minutos para lograr encestar. Fue Rivata desde la zona externa, quien logró borrar el cero en el tablero y a partir de allí los caminos se abrieron de uno y otro lado.

Entonces Parque, con buena efectividad externa fue el que se adelantó en el marcador y terminó ganado el parcial por una buena diferencia.

En el segundo tramo del juego el local siguió con la misma intensidad, ganando rebotes en los dos tableros, pero Central con juego rápido trataba de equilibrar las acciones.
Con el correr de los minutos las ofensivas empezaron a superar a las defensas y Guerra se empezó a convertir en protagonista.

El tercer período arrancó con un conjunto local manejando el trámite del juego, pero con el correr de los minutos fue perdiendo efectividad y después de sacar una ventaja de 21 puntos (56-35), terminó el cuarto solo 7 unidades arriba.

Desde el arranque del último capítulo el local volvió a ser un equipo sólido, contundente, efectivo, para terminar ganando el juego de manera justa y sin sobresaltos.

Ahora el domingo a la misma hora y en el mismo escenario Barrio Parque y Central Argentino Olímpico jugarán el segundo punto de la serie, programada al mejor de 5 partidos.

Informe: Prensa Barrio Parque

Artículo anteriorEl Real Madrid no podrá defender su título de Euroliga
Artículo siguienteObras fue mejor que Olímpico e igualó la serie