Con un robo increíble de Iguodala sobre Lillard en la última posesión de juego, Golden State se llevó el segundo punto de la serie ante Portland por 114-111, a pesar de haber estado con 17 unidades de desventaja en el comienzo de la segunda mitad (67-50 en favor de los Blazers).

Todavía sin Durant en cancha, los Warriors supieron despertarse a tiempo y dar vuelta un partidazo mostrando un nivel de básquet de alto vuelo, con interesantes movimientos de balón y lanzamientos externos, aunque se les hizo cuesta arriba durante la mayor parte de los 48 minutos.

Las franquicias ingresaron igualadas en 89 al último capítulo, y esa paridad se mantuvo hasta los últimos segundos de juego, donde gracias a dos grandes defensas consecutivas de los comandados por Kerr, sumada a un fantástico y tradicional movimiento entre Curry y Thompson, los locales sacaron la ventaja de tres puntos, dejándole la última bola al pistolero Dame. Sin embargo, no iba a ocurrir lo mismo que ante Paul George, porque enfrente estaba Andre Iguodala, que defendió al base de una manera increíble, le robó la pelota, e hizo que el segundo punto se quedara en Oakland.

El máximo anotador del encuentro fue, otra vez, Stephen Curry, con 37 unidades, 8 rebotes y misma cantidad de asistencias, mientras que con 24 lo escoltó Klay Thompson. Del otro lado, los que más convirtieron fueron Dame Lillard, con 23 y 10 asistencias, y CJ McCollum, con 22 unidades en su planilla.

La serie continuará en el Moda Center de Portland el sábado desde las 22 h, con transmisión de ESPN.

Con este robo, Iguodala ganó el partido

El picante duelo de los Curry

Hoy se disputará el segundo punto de la serie en Milwaukee: Bucks (1) vs Toronto (0), desde las 21:30 con transmisión de DirecTV Sports.

 

Artículo anterior«Este triunfo tiene un gusto muy especial»
Artículo siguienteLibertad dio el golpe en Mercedes ante Comunicaciones