Con alma, vida y otro gran juego en equipo, Toronto le robó un punto de visitante a Milwaukee y buscará cerrar la serie en Canadá. Notable victoria por 105 a 99 para ponerse 3 a 2 en la final del Este.

Luego de un arranque que hacía parecer que Milwaukee iba a pasar por encima a Toronto, nuevamente apareció la banca de los Raptors -al parecer la clave de esta serie y, de pasar a la final, la esperanza para hacerle fuerza a los Warriors en un hipotético cruce- y niveló el encuentro. Después, claro, todo de Kawhi Leonard para ganar en rodeo ajeno y quedar a un paso de los finales.

¿Las claves? Además de los suplentes, un gran trabajo defensivo para bloquear a Giannis en momentos claves. El griego, si bien volvió a dejar todo en la cancha -hasta sangre luego de un golpe de Gasol– y terminó con notables números, fue bien controlado en el cierre por los Raptors y así el arma ofensiva de los Bucks no pudo dejar la victoria en casa.

En cuanto a números, Leonard terminó con 35 puntos, nueve asistencias y siete rebotes pero importantes fueron los 21 (7/9 triples) de Fred VanVleet -llovieron sus bombas en el tercer cuarto- que nivelaron el partido cuando parecía que los Bucks sacaban una diferencia imposible. Por el lado de Milwaukee, Antetokounmpo sumó 24 puntos, seis rebotes y seis asistencias mientras que Bledsoe aportó 20.

El sexto partido se disputará mañana en Toronto a partir de las 21:30 horas y, de ser necesario, el séptimo sería el lunes. Festeja Drake por ahora.

Por acá no

Artículo anteriorFerro ganó en Santiago y festejó el pase a cuartos de final
Artículo siguienteLibertad ganó bien y forzó el quinto en Mercedes