(Foto: Christian Petersen/Getty Images)

No quedan dudas de que, a la hora de confeccionar una lista de los mejores internos de todos los tiempos, Shaquille O’Neal integraría, como mínimo, el Top 5 de todos y cada uno de los que sean llamados para realizar la votación. Un gran jugador en todos los sentidos que refiere la palabra y que nunca decepcionó cada vez que tuvo la posibilidad de jugar ante el público.

Sin embargo, como todos, o casi todos, tenía un punto débil en su juego. Eran los tiros libres, algo que nunca pudo hacer bien en su carrera como profesional. En las 19 temporadas que jugó en la NBA lanzó un total de 11252 desde la línea de los personales. Con esa cifra uno creería que con el correr de los años pudo mejorar su técnica y perfeccionar su lanzamiento, pero nada de eso sucedió.

De esos más de once mil libres, Shaq convirtió solamente 5935, lo que representa el 55.7% de acierto. Esto significa que erró otros 5317 tiros desde la línea de un punto. Más allá de que puede parecer increíble el hecho de haber sido tan errático desde ese lugar, también lo es que en tiros de campo le haya ido mejor: 58.3% de acierto en lanzamientos dentro del área.

Pese a que le ha ido muy mal estando solo de cara al aro y con el reloj detenido, O’Neal puede jactarse de estar en el puesto 20 de la lista de máximos anotadores de libres. Dicha nómina la lidera Karl Malone, con 9787, segundo está Moses Malone con 8531 y tercero su amigo y leyenda Kobe Bryant con 8378.

Si hilamos más fino en la búsqueda y somos generosos con el hall of famer, también hay que mencionar su tercer lugar entre los jugadores que más veces lanzaron desde la línea de tiros libres, básicamente teniendo en cuenta la popularidad que tomó el «Hack-a-Shaq», un sistema que consitía en enviar al pívot a la línea antes que permitirle tirar o volcarla. O’Neal ya contamos que lo hizo 11252 veces, segundo está Wilt Chamberlain con 11862 y lidera la tabla Karl Malone con 13188.

Nota: Emiliano Iriondo / Twitter: @emi_iriondo