Foto: Andres D'Elia

Diego Grippo, Director del Departamento Médico de la AdC y la CABB, habló en UCU Radio sobre la guía que se presentará para seguir un protocolo de prevención, dependiendo de cada situación particular, para tratar de reducir el contagio al mínimo posible para cuando vuelva la actividad deportiva.

Además, habló particularmente sobre la situación actual del COVID-19, y analizó los posibles escenarios de continuidad para la élite del básquet. La información puede ser útil para el caso que la actividad vuelva, y abarca desde los cuidados personales y grupales en todos los equipos.

Reviví la nota completa:

«Más que un protocolo va a ser una guía, para que después cada uno la siga de acuerdo a sus particularidades. La guía tiene su introducción de lo qué es el virus, la posibilidad de la vuelta a los entrenamientos, de competencia y como sería el escenario de regreso. La idea es que haya una guía lista para saber cómo proceder con la pandemia, tratando de evitar el contagio y reducirlo al mínimo posible sabiendo que la probabilidad que sea cero, es imposible». 

«La guía se hizo en función del relevamiento de protocolos de diferentes deportes que ya los tienen, tomando sugerencias de FIBA y de federaciones de otros países con realidades distintas, por lo cual se requiere una adaptación a nuestra situación. Continuamente se están aportando ideas para prevención». 

«Para cada situación, hay una recomendación particular para no hacer lo que no se debe. Primero las autoridades tienen que decir que se puede entrenar y aprobar la guía de protocolo«. 

«Apliqué dos criterios en la guía. Uno lo saque de FIBA, en el que decía que se necesitaba entre 3 y 6 semanas para entrenar, como también lo dijeron muchos profesores, para poder volver a la actividad, y otra versión que dice que mínimamente vas a necesitar la mitad del tiempo que estuviste parado, en este caso y al día de hoy necesitarían 30 días».

«No hay nada de psicología, pero es un punto muy importante porque a todos nos está pasando algo. No hay dudas de eso. No se puede estar bien en una situación de pandemia, algo en la cabeza de cada uno de nosotros pasa. Algún miedo va a quedar, ansiedad va a haber y en algún caso más grave puede haber algún indicio de depresión y me parece muy criterioso que los clubes tengan algo preparado para eso».  

«Ya se había hablado de los casos que iban a aparecer en estos meses. Se había dicho que el pico de contagios se podía dar entre la última semana de mayo y la primera de junio, eso no nos tiene que asustar, lo que nos tiene que importar es que no se saturen los hospitales».

«Era más fácil hacer el protocolo y entrenar hace dos meses que ahora. Empieza a haber poca lógica, porque antes había menos virus circulando. Cada vez vamos a tener que estar más preparados para una circunstancia de entrenamiento y en la medida que la curva no se aplane o disminuya y empiece a bajar, la competencia no se va a poder realizar. Si la situación se modifica, ya tenemos la guía preparada«. 

«Hay que tomar como buena noticia a las provincias que no tienen casos, como también me parece que tienen que tener su propia independencia, con la línea que baja el Gobierno, para manejar la pandemia. Tienen que evitar que se produzca, tener otro tipo de cuarentena diferenciada como, en algunos casos, están teniendo. En Capital y Gran Buenos Aires es donde más casos hay, por eso todos los cuidados siguen estando en esa región y las fases van a ser un poco más tardías. Esto hace la disparidad, y para algunos lugares podría resultar ser una medida exagerada, es por eso que hay que adaptarla, que no sea más que una guía y que cada uno tome lo que le sirva y la adapte a su situación sanitaria«. 

«Está bueno tener la posibilidad de terminar la competencia y que todos estemos pensando en que la actividad va a volver y si es posible, que sea este año. Hay un segundo punto que es el de saber a dónde vamos a volver y usando el criterio volveríamos a un lugar donde no haya virus. Dado que tengamos el ok para disputar la definición, es importante contar con el permiso y cuidar a esa localidad o provincia, porque va a haber una movilización de personas y con una sola persona que lleve el virus, ya se expandiría por todos lados«. 

«En este momento y en muchos lugares hay muchas actividades que se podrían hacer y de hecho creo que hay que hacerlas, pero hay que tener mucho cuidado con tantas otras. Lo que se pueda hacer hay que ir haciéndolo, no tengo dudas de eso. Por ahora el protocolo que redactaría sería el de jugar sin público, pero de aquí a unos meses no lo sé«.

«Podemos tener todo organizado y tener una fecha para volver, pero hay que dejar un lugar donde sepamos que todo lo que imaginamos, puede ir para atrás porque nadie sabe que es lo que va a pasar«. 

«La mitad de la población ni se enteró que tenía la enfermedad y otros estuvieron muy complicados. Se siguen descubriendo cosas del virus y siguen apareciendo cosas nuevas, aún, cuatro meses más tarde. Hay que cuidarse y sobre todo respetar las normas, que por muchas cosas están y no andar libremente por la vida como si no pasara nada«. 

Foto: Clarín