Como todos los jueves, Santiago Ortega nos lleva a un viaje por Latinoamérica, para conocer a los protagonistas de las distintas competencias del continente. En esta oportunidad habló con Sergio Benítez, Gerente operativo/deportivo de la Federación Uruguaya y Gerente de la Liga Uruguaya de Básquet y el torneo Metro, que nos contó todo lo que necesitamos saber de las dos categorías principales que tiene el país vecino, que será la nueva casa de varios jugadores que pasaron por la Liga Nacional en la última temporada, tales como Mainoldi, Jonatan Slider y Martín Leiva.

Escuchá la charla completa:

"Estaba hablando en una reunión de Consubasquet por todo lo que implica la Liga Sudamericana, viendo como seguir, que este año cumplía 25 años. Estamos analizando todo para ver cómo lo podemos realizar. La idea era festejarlo con bombos y platillos, lamentablemente la pandemia nos arruinó los planes, veremos qué alternativas podemos tener, también había un tema de algunos inicio de contratos de televisión que nos obligaban a jugar, posiblemente mañana una vez que terminemos las reuniones podamos tener más información. Queríamos tener 25 equipos, teníamos armado un lindo programa y lamentablemente no hemos podido. No sabemos si se va a poder jugar, estamos viendo un montón de aspectos. Sin aeropuertos, sin extranjeros, es imposible. Si la situación sanitaria mejora, se enciende una luz de esperanza. Esperemos que pase. No sé que pasará el año que viene, cuando parece que el tema de los focos de contagio están controlados, se dispara por otro lado. Brasil y Argentina están un poco complicados.

Cuando se nos venían los plazos del metro encima (que generalmente se juega de junio a octubre) y veíamos que la pandemia nos iba a complicar. El esfuerzo del presidente de la federación logró un buen acuerdo con la empresa televisiva y se plantearon las soluciones. Al ser un torneo de ascenso no es menos importante, se pensó sin público, con el compromiso televisivo de pasar todos los juegos en directo. Eso es inédito y es algo bueno para el producto. Hay un montón de cosas que se dispararon y estamos trabajando en eso y esperamos que sea un éxito.

Eso hace que levante el nivel y que todos los equipos puedan traer un extranjeros. En varias oportunidades van a ser argentinos. Hoy estuve toda la mañana en migraciones para que quede bien claro cual es el procedimiento para que puedan venir, no es algo fácil. Se necesitan muchos trámites burocráticos para que alguien que no sea residente en Uruguay pueda venir con un contrato de trabajo. Estamos tratando de que la cuarentena sea un poco más corta, con buenas medidas de seguridad.

La secretaría de deportes nos ha manifestado que primero quieren iniciar con el fútbol. Pedimos autorización que si el fútbol pueda iniciar el 2, al básquet lo haga 3. Si no es el tres de agosto será el 8.

El torneo de tres equipos, una rueda de todos contra todos, después se ubican y del 1 al 12 juegan playoffs. Lo que buscamos es que sea atractivo en todas sus fases. A su vez, desde el punto de vista económico, ya que los dos principales ingresos eran sponsor y entradas, hay un dinero importante que en el metro se va a repartir de acuerdo a las posiciones. Todo suma desde el punto deportivo para que sea atractivo y se juegue en una cancha única. Imaginamos que el torneo será parejo.

15 o 20 días después de que termine el torneo Metro planeamos jugar el final de la Liga, que quedó trunca. Terminar la liga antes de fin de año, que nos queda una fase de la parte regular y allí arrancaríamos con los Playoffs. Si no nos dejan vender entradas posiblemente usemos un estadio y, si nos permiten la presencia del público, nos mudaremos al palacio Peñarol o el Antel Arena.

Algunos equipos pensaban traer americanos, pero por cercanía, y porque la Liga Nacional en Argentina no se está jugando, abre un mercado muy interesante. A mi me gusta mucho el jugador argentino, se tiran al piso por una pelota, vivimos el básquet de forma similar, somos muy competitivos y disfrutamos mucho la pasión. El tema de los americanos es una situación que nos puede complicar un poco. Esto va cambiando día a día y esperamos que más adelante haya vuelos de manera más regular. Planeamos que a mediados de septiembre esté mejor que ahora, sino los argentinos están al alcance de la mano.

Nosotros tenemos un panorama sanitario a nivel país bien diferente en la región. Chile, Buenos Aires y Brasil están bastante complicados. Se hicieron cosas buenas, al ser un país chico y tener las fronteras controladas fueron rápidas las decisiones que se tomaron en marzo. Hoy la gente está en la casa, se siguen cuidando y salen poco. Por eso la propuesta también del deporte en vivo por televisión cerró por todos lados. Creemos que es un acierto tener la posibilidad de jugar, estar trabajando implica un grado de responsabilidad importante. POr eso tenemos protocolos muy específicos. Van a ir los equipos y nada más que eso. La idea es que roten los periodistas, no queremos que estén todos. Suponemos que como mucho habrá 40 personas en total. Hay que desinfectar entre partido y partido, la verdad que estamos muy contento con el trabajo. Queremos que todo salga bien. Ver un estadio vacío sin sonido es medio feo, así que también estamos viendo eso, de poner fotos, llevar banderas, todo lo que implique jugar bien y que sea agradable de mirar.

Ningún equipo se opuso a jugar en estas condiciones. Cuando presentamos el proyecto en una reunión extensa habiamos pensado en todo lo que nos podían llegar a preguntar y los 13 equipos dijeron que si querían jugar. Al poco tiempo empezaron a confirmarse los rosters. En cuanto a la liga, los ocho equipos dijeron que tenían ganas de jugar, mismo los cuatro invitados. A todos les parecía correcto. Por ahora todo va marchando muy bien. Si tenemos la suerte de que en el Metro podamos jugarlo en el palacio Peñarol, para que podamos vender entradas para que haya un poco de hinchas de cada uno de los equipos."