Foto: BVL Basket Virtus Lumezzane

El equipo de la Serie C de Italia había sido noticia por la incorporación de Franco Pennacchiotti al equipo hace unos meses, pero lamentablemente la posibilidad quedó trunca después que el Bahiense no lograra conseguir los papeles a tiempo para irse hacia el viejo continente. Pero por suerte, el equipo mantuvo la ilusión de tener a un argentino en su plantel, y lo logró; pero por partida doble.

Primero llegó la renovación de Joaquín Gamazo, que ya había disputado la última temporada con el equipo. Hasta el momento que se suspendió el torneo, el interno disputó 20 partidos y era el goleador de su división con un promedio de 21.5 puntos por partido; siendo uno de los máximos líderes del equipo. «Después de algunas dificultades y vicisitudes pudimos traerlo de regreso a Italia. Estamos felices de que haya regresado y resuelto sus problemas en Argentina. Es un jugador que habla por sí mismo, por las estadísticas que tuvo el año pasado y es perfecto para nuestro sistema de juego» explicó el entrenador del equipo Alessandro Crotti.

Además de Joaquín, se sumará al equipo será Alvaro Merlo, que viene de disputar la última temporada de la Liga Argentina junto a Quilmes de Mar del Plata. El argentino, hijo del histórico «Chuni» Merlo, disputó un total de 32 partidos, donde promedió 11.8 puntos, 3.5 asistencias y 2.5 rebotes. «Lalo» completó el roster del equipo italiano, que inició las actividades físicas el último lunes, y lo esperará para sumarse al plantel. Aún no se han establecido las fechas oficiales del inicio de la temporada.