Foto: FIBA

Julio Lamas, entrenador de Japón, habló en Extrapase sobre su trabajo en Oriente, la actualidad de la NBA, expectativas para la temporada de Euroliga, y sobre la posible llegada de los argentinos a la liga estadounidense:

”Si bien estamos acostumbrados a entrenar poco con la Selección, lo que está muy complicado es el tema de programar, porque hoy todo es incierto. El coronavirus manda y cambia todo lo planificado.

La NBA es una competencia que sigo para capacitarme, mucho más siendo seleccionador nacional, para diferenciar el entrenador de club y el de selección, cuando dirigí en San Lorenzo, jugaba 80 partidos y teníamos entre 220 y 240 entrenamientos en el año, en la selección hago 40 entrenamientos y juego 12 partidos por año, con lo cual hay mucha diferencia. De hecho esta temporada estuve una semana en Minnesota, Washington y Memphis viendo entrenamientos y partidos de NBA. Y desde que regresaron en la burbuja vi innumerable cantidad de partidos, de lo que ví me gusta como juega Miami, Boston y Toronto creo que son equipos que tenían un funcionamiento en conjunto muy bueno, la defensa de Toronto era extraordinaria la de Miami también es muy buena obstaculizando el juego rival, en ataque la versatilidad y como abren la cancha con su spacing 4 y 1 y la variables que tienen para atacar, creo que la NBA tiene el mejor básquet del mundo en lugar selecto donde estan los mejores jugadores y entrenadores del mundo, hay muchísimas cosas interesantes para ver.

El sistema de juego tanto defensivo como ofensivo que utilizo es mejor que el que tenía tres años atrás y el sistema de entrenamiento también, el haber tenido el tiempo para revisar las cosas que me seguían rindiendo y las que tenía que buscar una mejora, la Selección te permite tener un tiempo y no estar compitiendo constantemente, ahí podes echar mano de lo que tenes comprobado y sabes que al equipo le puede funcionar, eso me permitió experimentar algunas cosas. El básquet es un deporte que evoluciona constantemente y en estos años también hubo una evolución en cuanto al uso del tiro de tres puntos, en descartar un poco los dos largos desde las esquinas y 45° y tratar de preparar todo el sistema para buscar ese tipo de cosas que los de los spacing sean de tres puntos y no dos largos, el entrenamiento individual de los jugadores y varias cosas en las que pude hacer una mejora en mi sistema de juego y después en mi sistema de trabajo estoy acostumbrado ahora a tener un staff técnico más largo con el cual tenemos una mayor cantidad de personas trabajando con la edición de video, y la inclusión de las estadísticas avanzadas que no lo tenía en San Lorenzo, son algunas de las cosas con las que metí una actualización.”

“En primer lugar en la Selección lo que hice fue subir el promedio de estatura en todas las posiciones, corrí algunos jugadores de posiciones y busqué algunos jugadores más altos, a la vez incorporamos una mejora en la alimentación y el entrenamiento físico, más actual en el alto rendimiento, después de eso, un mejor uso de los contactos legales tanto en defensa como en el box out y en el ataque, tratar de que los jugadores puedan naturalizarlo y aprender a jugar un poco más cómodo ante esa situación y aprender a hacerlo mejor en defensa para detener las penetraciones. Y ahora mismo en el cuarto año estamos tratando de impulsar un deseo mayor, un desafío del jugador consigo mismo y con el rival para tratar de dar un paso más, todo esto fue bastante lento porque para estos cambios primero tenes que conocer a los jugadores, a los equipos y al básquet del país para estar seguro de lo que propones. La idea era tratar de construir una manera de jugar propia, porque si le propones a alguien que haga lo que no es lo condenas al fracaso.

Siempre construyo la ofensiva del equipo en función de los jugadores que tengo, en función del talento de los jugadores trato de preparar ofensivas y sistemas que exploten las habilidades de los jugadores que tengo, entonces si hay un jugador que tiene acciones fuertes trato de prepararle sistemas que tengan esa acción que él hace bien para que pueda anota o crear tiros buenos para sus compañeros y de disimular los defectos que tenga. Creo que en la NBA hoy por hoy se ha hecho muy común que los equipos jueguen con spacing 4 y 1, algunos en las transiciones 5 y 0 para tratar de liberar la pintura y poder conseguir más tiros de dos desde la pintura y tiros de tres puntos con ventaja que lo que había antes, pero dicho esto, si hay un jugador que es muy bueno tirando de dos como es Jimmy Butler vos no se lo vas a sacar, no le vas a decir que no lo haga si es lo mejor que hace, yo tengo a Hachimura que tiene una acción fuerte con la finta de tiro, se mete un metro y medio adentro con penetración y tiro de dos y yo no se lo voy a sacar si es el mejor movimiento que tiene, en el sistema de juego defensivo hago que los jugadores se adapten a mi sistema, en el ataque yo construyo en función del talento con el que cuento y estoy de acuerdo con Doc Rivers, vos tenés que tratar de construir una línea de juego propia que tiene que estar lo más vinculada posible a los jugadores que vos tengas.”

Los equipos de Euroliga en cuanto al tiempo de juego y en cuanto a reglamento tienen una diferencia con lo que ofrece la NBA en el tanteador, en la cantidad de posesiones que tienen los equipos, muchas veces la defensa se cierra sobre los jugadores principales, hay un estilo de juego distinto de lo que vemos en la NBA, pero es el siguiente nivel y siempre hay situaciones de riqueza táctica que sirven para tener como referencia y tiene que ver con cómo juegan los jugadores que no tienen balón para hacerle espacio al que sí lo tiene, además poder ver nuevos talentos que aparecen, lo que pasa también es que cada talento que aparece en Euroliga la siguiente temporada se lo lleva la NBA y al final es el lugar más entretenido para ver partidos, la NBA no tiene contra con esto, espero que le vaya bien a los jugadores argentinos tanto a los del Real Madrid, si es que Campazzo no se va a la NBA rápido, como a los del Baskonia, a Garino, voy a mirar qué es lo que el entrenador del Fenerbahce después de años de NBA le trae como innovación al equipo ya que la mixtura de FIBA y NBA siempre enriquece el juego.”

Pienso que Campazzo va a jugar la próxima temporada en la NBA, eso lo va a llevar a Facundo al siguiente nivel, vi cuatro partidos del Madrid en lo que va de la temporada y está jugando como jugó en Peñarol antes de irse de la Liga Nacional, domina es el dueño de la pelota, cuando quiere pasar un jugador lo pasa y en definitiva depende de la defensa del otro equipo, lo que ha hecho con la Selección Argentina en el campeonato mundial más lo que hecho en el Real Madrid en los últimos dos años demuestra claramente que Facundo está para el siguiente nivel, ahí lo que le va a tocar en la NBA es otro ritmo de partido que él está totalmente preparado porque con lo que ha hecho a nivel físico y esa mentalidad que tuvo toda la vida está preparado para ese nivel. Imagino que Deck y Vildoza son opciones a mediano plazo no para la próxima temporada, sino para la siguiente, a Gabriel lo veo en la NBA porque creo que él es muy bueno jugando sin la pelota es muy bueno en el contraataque, es bueno cuando hay espacios según los reglamentos defensivos de la NBA, lo inteligente que es para cuando otro juega el pick and roll sin la pelota y lo buen definidor que es, lo recontra veo ahí, lo va a llevar a una situación de exigencia atlética  que para el puesto en el que él juega todos los días.” “A Luca Vildoza lo veo también en la NBA es atlético, tiene un rango de tiro largo para adaptarse a esa liga y su juego vertical es bastante compatible, le van a tocar jugadores que de la cintura para arriba van a tener otra fortaleza muscular de la que él está enfrentando en su competencia y va a tener que mejorar en ese aspecto pero esos son los jugadores que veo más allá de lo que pase con Leandro Bolmaro en el próximo draft, lo que si veo que en su posición todos los equipos NBA tienen un super atleta, todos los equipos tienen un escolta muy difícil de enfrentar y va a tener que desarrollar un tiro de tres puntos más consistente y más rápido para tirar porque ahí tenés uno o dos segundo para tirar, rápido te contestan todos los tiros y si no tiraste ya no lo podes hacer, eso va a tener que mejorar.”

Para mí cualquiera iría bien en el equipo que está Pablo Prigioni, porque como segundo entrenador y encargado del ataque, si Campazzo va a Minnesota teniendo a Pablo de mentor es un gol de arco a arco, y más siendo un equipo que puede jugar con dos bases, además al haber un General Manager colombiano son ayudas que puede tener un jugador para empezar con el pie derecho, pero igualmente a cualquiera de los argentinos les vendría bien ir al equipo donde está Pablo.”