Rodríguez Suppi

Juan Ignacio Rodríguez Suppi, base de Oberá TC y próximo a debutar en La Liga Nacional a sus 29 años, pasó por el aire de Paso Cero, por UcU Web Radio. Habló de su carrera en el ascenso, la actualidad del club, la próxima temporada, la NBA, y mucho más.

Mirá la nota completa haciendo clic acá

«Ya empezamos la cuarta semana de trabajo, hicimos dos por zoom, y esta es la segunda de entrenamientos en cancha. Yo me quedé todo el receso acá, y entrenaba una vez por día. Volver al entrenamiento doble turno, o a los integrados, no es lo mismo. No es lo mismo competir que estar entrenando una o dos horas por día sin un objetivo. Y también la parte de básquet se siente, al hacer fundamentos físicos y que hacemos partido. Creo que la competencia no es lo mismo».

«Llegaron todos los chicos muy bien, en óptimas condiciones. Recién esta semana pudimos arrancar casi con el roster completo de los nacionales, faltan solamente los extranjeros, y la verdad que estamos muy bien, muy a gusto y se está entrenando muy bien».

«Estructural y dirigencialmente está muy bien Oberá, está muy ordenado el club, y en cuanto a eso nos permitió contar con un staff de psicólogos. Fuimos los primeros del país en arrancar a entrenar, y todas esas pequeñas cositas que pueden hacer una diferencia en la competencia, bienvenido sea. Tenemos que sacar provecho lo máximo posible de todo, teniendo en cuenta que muchos es la primera vez que jugamos la Liga, otros ya han jugado pero no de forma continua. Entonces queremos hacer una base sólida de nacionales, para que el salto de calidad lo den los extranjeros«.

«El objetivo del club era ascender a la Liga Nacional, buscar el ascenso. Nosotros íbamos a ir por el campeonato. Y en el caso de que no se juegue la Liga Argentina, queríamos tener un equipo muy competitivo para poder jugar en la Liga Nacional. En tanto a las negociaciones por ahí no estábamos al 100%, pero sabíamos que existía la posibilidad de subir a la máxima categoría. En mi caso, cuando se concretó me puse muy feliz. Cualquier jugador que empieza a jugar al básquet profesionalmente sueña con jugar la liga. Es mi sueño, pero por ahí me hubiese gustado cerrar un ciclo en la Liga Argentina con un ascenso. Pero con todo este tema, la incertidumbre de la Pandemia, la Liga Nacional es la mejor opción porque va a arrancar antes que cualquier otra Liga, y eso hay que disfrutarlo».

«Mérito para jugar la Liga Nacional hay, creo que nos lo merecemos. Espero que el proyecto de Oberá Tenis Club esté o no esté yo, sea largo en el tiempo y duradero, y se pueda mantener».

«Lo de la plaza es secundario. Cuando llegamos acá el objetivo era entrar entre los dos o tres mejores de la conferencia norte. Por ahí no era el objetivo principal ascender, como sí lo iba a ser esta temporada que tenía que arrancar ahora, pero de todas formas nos sentíamos candidatos, y de local nos sentíamos imbatibles, porque jugando mal o jugando bien hemos ganado de manera holgada muchos partidos. Y cuando vino Leo (Hiriart) le dio un salto de calidad al equipo y aún así nos sentimos con mucha más confianza de la que veníamos teniendo».

«La gente acá es muy amable, te hace sentirte como en tu casa. Yo llegué acá por compañeros que habían estado la temporada pasada. Se estaba conformando el equipo. Había una posibilidad de venir acá con mi no continuidad en San Isidro y salí al mercado a buscar a ver a qué equipo podía ser factible mi ida, y bueno se dio acá a Oberá y se dio todo de manera muy rápida. No dieron vueltas y yo valoro eso. Armé el bolso, me vine para acá y me encontré con una estructura muy sólida. Todo de 10, desde los viajes, hasta kinesiología, todo lo que se te puede cruzar por la cabeza. Nosotros solamente jugamos al básquet, esa es la realidad y por ahí no nos preocupamos de otras cosas. Obviamente hay detalles como en todos los clubes, pero la verdad que muy sorprendido para bien todo lo que me mostró el club».

«Yo llamo proyecto a esto, que está muy organizado, que sabe qué quiere y a dónde quiere llegar. Si bien OTC hace 12 o 13 años que está compitiendo en la Liga Argentina, su objetivo es jugar la LNB, y mi objetivo también, y creo que cuando están alineados los objetivos es todo más fácil».

«El MVP del Súper 4 fue mi primer reconocimiento individual en una competencia de esta jerarquía. Cuando me entregaron el premio sentía que no estaba ahí, que estaba en otro lado, esa es la sensación que me causó. En cuanto al clima, hemos venido a jugar acá un montón de veces, y en el último playoffs que vinimos con San Isidro contra Oberá nos tocó días de muchísimo calor. Yo recuerdo de los primeros cuartos que son terribles, porque no estás acostumbrado al clima, a la humedad, la transpiración que se cae, se moja la pelota, se moja la cancha. Y ahora estando del otro lado, te vas acostumbrando. Creo que es un pequeño plus de ventaja en cuanto al resto. La semana pasada hizo 40 grados, y no en todos lados hace 40 grados».

«Varias personas me preguntan sobre los saltos de Federal a Liga Argentina, y mismo yo he preguntado qué se siente jugar la Liga Nacional, cómo es el roce. Cada vez que jugué el Federal yo estaba listo, preparado para jugarlo, me sentía muy bien, pero es como la escuela: primero tenés que hacer primer grado, después segundo grado, después tercero y así. Creo que todo te va sirviendo para la experiencia y para hacerte como jugador cada vez mejor. Y más en una posición como el base o escolta. Entonces creo que la experiencia te hace como jugador, pero tiene que ver con la confianza, lo que trabajás vos. Me da mucha confianza trabajar el día a día, ir al gimnasio, prepararme para un torneo, o para el arranque ahora de la Liga Nacional. Yo ya me venía preparando. ¿Para qué? No se, pero yo ya estaba preparado. Y eso me sirvió mucho para afrontar cualquier categoría y que el cambio no sea tan brusco».

«Al no tener un objetivo claro se hacía complicado entrenar, pero gracias a Dios acá en casa nos hemos motivado con mi novia, y eso se hacía más llevadero que por ahí si alguien está solo. Y también con la ventaja de que estamos en Misiones, y acá estamos muy bien con respecto a otros lados, y prácticamente hubo cuarentena pero no tan estricta».

«Hablo mucho con Seba Acevedo, que me tocó jugar con él en Tiro. Siempre me dice que vaya a jugar la Liga, “dale venite, ya tenés que estar jugando acá”. Pero está la situación económica y también la deportiva, de que por ahí uno quiere jugar minutos, no quiere resignar, entonces se tiene que alinear todo para que a vos se te de. A mi se me dio dos veces una oportunidad concreta para jugar la Liga Nacional: una cuando estaba en Sportivo Las Parejas, me llamó Instituto, cuando lo cortó a Pablo Bruna. Yo decidí no ir porque veníamos primeros, y sentía que dejaba en banda a mi equipo. Esa y otra más fueron las posibilidades concretas. Después no se dio, porque no se daba en lo económico, o no se daba en lo deportivo, porque iba a ser tercer base. Valoro mucho hoy en día que Oberá me de la confianza y el lugar, y que me valore como jugador».

“La Liga Sudamericana se va a jugar en la temporada 21/22, así que nos estamos preparando para la Liga Nacional y la primera burbuja, que nosotros queremos ir a competir en el torneo, como todos los equipos que se están preparando”.

«Estamos trabajando mucho con los psicólogos lo que se viene en las burbujas. Tenemos que mantenernos fuertes y estar motivados todos los partidos. Para nosotros tiene que ser una motivación el solo hecho de jugar la Liga Nacional, y a partir de ahí, empezar a generar ventajas o situaciones favorables para nosotros. Porque imaginate después del partido 10, tener que volver a jugar sin haber salido o sin haber visto a tu familia. Entonces creo que la motivación va a ser de cada uno, intrínseca, y después hay que estar muy concentrados en ese rubro. Está el scouting, la preparación, un montón de cositas que juegan y también va a haber que tener en cuenta».

«Cambiar, Leo (Hiriart) no va a cambiar su estilo, tiene una forma muy clara de dirigir. Vamos a tratar de correr la cancha, ese es el primer objetivo, hacer goles rápidos, y si no, tratar de jugar el 5×5 y buscar la mejor opción de gol. Tenemos un equipo potable, todos podemos jugar en dos posiciones, y si los extranjeros que vienen se suman de buena manera y entienden el juego creo que vamos a sacar diferencia».

«La verdad que el básquet es mi pasión, me gusta mucho. Con el básquet tenemos el calendario al revés de todos, entonces surgió la posibilidad de hacer el curso de entrenador. Yo tenía ganas hace mucho tiempo, pero o estaba jugando en un lado o en el otro y no me daban los tiempos para hacer el curso presencial. Entonces un año salió la modalidad para jugadores de más de 5 años de trayectoria, desde el Federal a la Liga. Ahí aproveché la oportunidad y lo hice en La Plata, y fue muy bueno».

«El Nivel 1 apunta más a la parte pedagógica y a la formativa. El poder aplicar lo que se aprende en el juego lo voy a ver en el nivel 2 o 3 recién. Creo que con todos los años de experiencia voy aprendiendo un montón de cosas de los distintos entrenadores«.

«El que haya sido jugador, si vos te pones en la piel del entrenador no es lo mismo verlo del otro lado. Creo que hay que aprender de los dos lados. Obviamente que si después un jugador se hace entrenador, creo que va a ser un entrenador más completo, pero sin dudas hay que estudiar, trabajar y aprender».

«Me gusta mirar básquet, mucho NBA porque era lo único para ver y ahora que arrancó la Liga de España. Me gusta más mirarlo en vivo que por tele, pero sí, me gusta mucho mirar».

«Me cuesta ser objetivo, porque siempre quiero que gane LeBron. Me parece que tiene mala prensa y es un animal. No sé cómo le pueden seguir discutiendo algunas cosas. Pero como ya sabemos, el juego de los Heat es más lindo, es más europeo que NBA. Me gusta mirar básquet en general. Siempre me pregunto si tengo algún base en la NBA, pero yo crecí viendo a Paolo Quinteros en Entre Ríos, y a Fede Van Lacke, cuando estaba en Echagüe. Yo crecí viendo esa clase de jugadores. Si tengo que elegir un base de la NBA, me gusta Chris Paul».

«Termina el partido que juguemos Oberá y Regatas, y le cambio la camiseta a Paolo (Quinteros), no sé. Me gustaría enfrentarlo y va a ser un lindo desafío. No lo voy a dejar de admirar por enfrentarlo, cuando estemos adentro de la cancha le voy a querer ganar, pero después son grandísimos jugadores con muchísima trayectoria encima».

Foto: Prensa Oberá TC.