Pasan las semanas y, con ellas, avanzan las fechas en la Liga Endesa, y el Zaragoza no parece encontrar el rumbo ideal. El equipo donde milita el argentino Nicolás Brussino perdió ante el Unicaja Málaga 63 a 92, y sumí su cuarta caída en las últimas cinco presentaciones. El equipo rojo ocupa actualmente el puesto número 14 en la tabla de posiciones.

El cañadense estuvo en cancha durante 29 minutos y logró aportar: 8 puntos (0/3 3p, 3/4 2p y 2/4 TL), 7 rebotes y 2 asistencias para completar una valoración de 14, la más alta en todo el plantel.
El primer cuarto estuvo caracterizado por la falta de aciertos de ambos equipos. Brussino comenzó acertado para los aragoneses, que ponían seis puntos de ventaja en el amanecer del partido, pero el rival, de la mano de Francis Alonso y Bouteille lograron sumar desde los 6,75 y Unicaja fue ganando tramo a tramo hasta el final del primer cuarto. El segundo parcial estuvo marcado por el esperado regreso a las canchas de Jaime Fernández 8 meses después de su lesión en la final de la Copa del Rey celebrada en Málaga. El cuarto se cerró con el intercambio de golpes entre los dos equipos para el 37-37 con el que se llegó al descanso.
El tercer cuarto fue para Unicaja de principio a fin. Los de Luis Casimiro dominaron desde el juego ofensivo. Francis Alonso (14 puntos) y Bouteille (10) fueron los estandartes del Málaga, sellando un parcial de 8-21 que fue demoledor. El local se marchó, de esta manera con una ventaja de 13 puntos en el marcador para iniciar el último cuarto con tranquilidad. Con una intensidad defensiva que permitió sólo seis puntos del Zaragoza, los malagueños se llevaron el parcialidad con autoridad, llegando a sacar una ventaja más que considerable, que golpeó nuevamente al Zaragoza, que no parece encontrar el rumbo en la Liga Endesa.
El próximo desafío para los de Nico Brussino será el domingo a las 8:30 contra Morabanc Andorra.
Artículo anteriorBCLA: Quimsa va por el título ante Flamengo
Artículo siguienteEspeciales de Crossover: Devin Booker