Con un Jamal Murray descomunal y otra muy buena tarea de Facundo Campazzo, Denver logró cortar la mala racha de dos caídas seguidas para vencer por 120 a 103 a Cleveland.
Los de Malone dominaron desde el inicio, con un buen primer cuarto (33-23) y ya no soltaron las riendas del juego.

Fue memorable la actuación de Murray quien convirtió 50 puntos con porcentajes increíbles: 21-25 de campo, 8-10 en triples. Fue la mejor marca en su carrera en fase regular y marcó historia en la franquicia.

El escolta de los Nuggets tuvo de gran compañero en el perímetro a Campazzo quien volvió a tener una muy buena producción. El argentino, que se siente suelto, con confianza, encontrando claramente su lugar en el equipo, sumó 10 puntos (2-3 en triples), 3 asistencias, 2 recuperos y 2 rebotes en 28 minutos. 

 

Además, en Denver hubo 22 puntos y 7 rebotes para Michael Porter Jr y 16 tantos, 12 rebotes y 10 asistencias para Nikola Jokic.

Foto: Denver Nuggets – NBA