El jugador puertoriqueño, Gilberto Clavellhabló en Latinoamérica Podcast (jueves a las 14hs. por UcU Web Radio) en el ciclo de entrevistas realizadas por Santiago Ortega, para contar todo sobre su presente en la previa del inicio del Baloncesto Superior Nacional de Puerto Rico con Cariduros Basketdespués de jugar los clasificatorios para TOKIO 2021 con la Selección de su país. Reviví la nota completa con las mejores frases: 

«Queremos el campeonato con Cariduros Basket. Tenemos el mismo núcleo de equipo y vamos a intentar repetir lo de 2019. Están todos los nativos jugando el BSNPR y va a estar buena la temporada. Son muy interesante todos los equipos». 

«La burbuja en Puerto Rico fue más estricta que en México. Hoy es un BSNPR trapero. Eso es una inyección económica muy importante para el país. Todos quieren invertir y ganar. Hay mucho reggaeton en la isla, es la moda y ha ido muy bien«. 

«Ahora la fanaticada va a ir a cancha. Fue un buen riesgo tomado por el BSNPR, ya que es positivo jugar con público luego de 2 años. El sexto hombre vale mucho hoy. Pero todavía hay miedo sobre el COVID-19 que sigue evolucionando y hay variantes». 

«En Plateros Fresnillo hubo muchos falsos positivos. Fue bien complicado y nos afectó. Fui crítico de la situación pero tuve revancha en La Liga de Básquetbol Estatal (LBE) de Chihuahua. Fue uno de los momentos más felices. Dorados ha sido Clase A, teníamos un equipazo». 

«Jugué en Finlandia pero me cansé de la nieve. Luego fui a Israel y me encantó la cultura. Un básquet muy físico pero me gustó mucho. Fue una experiencia inolvidable. Cada vez que voy a algún lugar, me gusta turistear. Somos humanos». 

«Siempre me miraron por encima, por eso desde chiquito aprendí que la única forma de mostrarme es jugar duro y con el corazón. Yo soy un pan de Dios pero cuando estoy adentro de una cancha me transformó y me caracterizó por dejar el 110%. Darlo todo«.

«Los clasificatorios fueron durísimos pero fue algo muy interesante. Valió la pena. Con Jokic y Bogdanovic, Serbia hubiera clasificado pero igual tenían un equipazo. Me sorprendió la final pero Italia es cosa seria. Perdí una apuesta incluso con Emmy Andujar por eso». 

«Representar a mi país es lo mejor que me ha pasado. Al principio, no me acostumbraba al 3×3 pero lo hice tan bien y me gusta tanto la manera de jugar físico, que he hecho historia. Con la Selección podemos llegar al podio en una próxima olimpíada».

Artículo anteriorNicolás Mazzarino: «Tuve una carrera larguísima y exitosa»
Artículo siguienteGarino: «Sentirme bien físicamente me cambió la cabeza»