Foto: FIBA

Por el inicio de la temporada de la Basketball Champions League, el Happy Casa Brindisi tuvo una durísima parada en condición de local, cayendo ante el Hapoel Holon con un contundente 88 a 61.

El equipo italiano no pudo entrar en partido en ningún momento, y desde el mismo arranque del juego los de Israel se adueñaron de las acciones y dominaron el marcador. Los de Maurizio Buscaglia lograron tener ventajas de más de treinta puntos y, sin importar los intentos del Brindisi, no hubo posibilidad de achicar distancias en el marcador hasta el último cuarto, donde la diferencia logró maquillarse un poco.

El argentino Lucio Redivo estuvo en cancha poco más de 15 minutos, en los que logró aportar 8 puntos (0/2 3p, 4/6 2p) y 1 rebote.

El Brindisi tendrá dos desafíos en la liga local antes de tener que volver a presentarse en el torneo continental. El 9 de octubre tendremos un choque de argentinos cuando se mida ante el Tortona de Ariel Filloy, mientras que el 15 del mismo mes se enfrentará a la Fortitudo Bologna.

Artículo anteriorKarl Anthony Towns: «Leandro Bolmaro es un jugador especial»
Artículo siguienteDuelazo argento en la segunda jornada de la Lega A