Foto: Marcelo Endelli

Sin lugar a dudas, el arranque del juego fue con ambos equipos poniéndose nuevamente a punto tras el parate, con una baja velocidad y un bajo porcentaje de efectividad, ninguno de los dos consiguió sacarse mayores diferencias. El local apostó por la tarea de Luchi en el poste bajo (11 puntos y 8 asistencias), acompañado del siempre rendidor Rodrigo Gallegos que lideraba las acciones del conjunto de Caballito. Por su parte, los de Japez encontraron a un inspirado Pato Tabarez, que con 8 puntos en los primeros diez minutos, fue el máximo destacado. Tras el 18-16 del primer cuarto, Ferro logró sacar una ventaja en el inicio del segundo cuarto, pero una sequía de tres minutos volvió a empardar la historia. Un parcial de 9-2, le permitió escaparse a la máxima de siete (35-28), pero de la mano de Podestá y Thygesen los de Formosa volvieron a acercarse, dejando la distancia en tan sólo tres puntos (35-32) al final del primer tiempo.

A pesar de la congestión en la zona pintada planteada por el local en el arranque del tercer cuarto, La Unión logró encontrar las vías de gol gracias al pase extra y a las salidas en velocidad; con «Pato» liderando las acciones lograron adueñarse del juego. Al de Derqui se le sumaron las buenas acciones de Crawford, y con un buen dominio físico, lograron mantener la diferencia hasta el final del parcial (57-52), pero sin terminar de quebrar a los de Federico Fernández, que en los momentos más complejos supieron encontrar la efectividad desde el perímetro para mantenerse en partido.

Dos buenas acciones de Luchi en el poste acercaron al verdolaga a la mínima en el amanecer de los últimos diez minutos, posterior a eso, un pasaje en donde reinaron los errores y la anarquía se apoderó del partido; pero fueron los locales quienes terminaron sacando ventaja, con un gran pasaje de Pablo Osores y, cuando no, un bombazo de Gallegos desde la esquina, los de Federico Fernández se escaparon en el marcador a menos de un minuto de terminar el partido. Pero no podía terminar sin un poco de épica. La Unión tuvo en Jonatan Maldonado el tiro del empate (o la victoria), pero un tapón de Osores fue el final de la ilusión para la visita, que con el aro iluminado de rojo, vio como Ferro se llevaba la victoria por 75 a 73.

Artículo anteriorDamián Tintorelli: «Estoy agradecido de poder volver a Olímpico»
Artículo siguienteEl receso no afectó la racha de Peñarol