Foto: Leandro Gómez

Técnico que debuta… ya todos sabemos como termina la historia; de la misma manera que los del Norte del país se llevaron un contundente triunfo ante La Gloria por 96 a 80, recuperándose de dos caídas en fila, y luchando por escapar a los últimos dos puestos en la tabla de posiciones. Con este resultado, los ahora dirigidos por Ginobili, saltaron al puesto 12, con un récord de 6-12; mientras que los albirrojos cayeron a la decimoprimera colocación con 10-9.

Los visitantes tuvieron un gran inicio en el partido, mostrándose más claro en ofensivas, tratando de encontrar al jugador mejor ubicado para anotar. Con buenos pasajes de la dupla Ferreyra y Maldonado, los celestes producían y se adueñaban de las acciones, pero con el goleo de Vicens y González, los locales se mantenían en partido, cerrando el primer cuarto perdiendo tan solo por dos (24-26). En el segundo cuarto, La Gloria mostró el mejor pasaje de su juego, logrando adelantarse a seis (40-34), su máxima en el juego. A partir de ahí, los de Sepo mejoraron su camino, de la mano de Cuthbertson se fueron ganando el primer tiempo 43-46.

El crecimiento de La Unión no se detuvo, ya en el tercer cuarto comenzó a definir su historia. Aprovechando las ausencias y la corta rotación del rival, lo fue desgastando de a poco. Aprovechando los errores de Instituto para correr en velocidad, y con una buena efectividad, se escaparon a 15 al cierre del parcial (59-74). A partir de allí, el celeste tuvo que mantener su juego hasta el final. La Gloria no aguantó la intensidad de la visita y se quedó sin argumentos claros en ofensiva, apelando a buenas tareas individuales, para intentar descontar, pero no hubo milagro en esta oportunidad y La Unión se terminó llevando el juego 96 a 80.

Artículo anteriorSólida actuación de Fran Cáffaro
Artículo siguienteEl clásico correntino fue para Regatas