Foto: Media Center ACB

Por la jornada 27 de la Liga Endesa, el Obradoiro se recuperó de las últimas dos caídas en fila, y venció al Manresa en tiempo suplementario por 98 a 91. Con este resultado, el equipo del argentino Fernando Zurbriggen alcanzó un récord de 9-17, escalando hasta la decimotercera colocación, escapando a la parte baja de la tabla. Por su parte, el conjunto rojo cayó hasta el quinto puesto, con un registro de 17-9.

El ex Obras estuvo 17 minutos en cancha, en los que logró aportar 5 puntos (con 1/4 en triples y 1/5 en dobles), 4 rebotes, 1 asistencia y 1 tapa. Kassius Robertson terminó siendo el máximo goleador del equipo, con 25 unidades, colaborando además con 8 pases gol y totalizando 26 de valoración.

En el Manresa, Juan Pablo Vaulet logró aportar 2 puntos (con 1/1 en Tiros de Campo), 2 rebotes, 2 asistencias, 1 robo y 1 tapa en 18 minutos en cancha, totalizando 5 de valoración. Chima Moneke fue la máxima figura del equipo, con 17 unidades y 12 tableros. El goleador más importante fue Sylvain Francisco, con 18 tantos.

El Obradoiro volverá a ver acción el 9 de abril, visitando al Fuenlabrada. El 13 hará lo propio contra Zaragoza. Por su parte, el Manresa pondrá su cabeza en los cuartos de final de la Basketball Champions League. El 5 de abril iniciará su camino ante el Manresa en el partido de ida, mientras que el de vuelta será el 12 del mismo mes. Por la máxima categoría de España, tendrá un duelo directo contra el Joventut (9/4) en condición de local.

Artículo anteriorManu Ginóbili: «Siempre me enfoqué en objetivos alcanzables»
Artículo siguienteFormosa movió rápidamente sus fichas