En el primero de los cruces en el American Airlines Center de Dallas, Golden State derrotó a los Mavericks 109 a 100, puso la serie 3-0 a su favor y quedó a tan solo un partido de volver a disputar las NBA Finals de nuevo.

Con Stephen Curry anotando 31 puntos y repartiendo 11 asistencias, más una actuación muy sólida del canadiense Andrew Wiggins (con una volcada espectacular sobre Luka Doncic) con otras 27 unidades, el equipo de Steve Kerr sigue a paso firme y tiene la posibilidad de barrer la serie este próximo martes.

Doncic volvió a ser fundamental en su equipo con 40 puntos aunque esta vez no le alcanzaron a los texanos para poder sumar su primer triunfo. Dinwiddie con 26 y Brunson con 20 más completaron el podio de anotación en los dirigidos por Jason Kidd.

Artículo anteriorQuimsa sacó su boleto a la final
Artículo siguienteSebastián González: «Competimos por salir campeones, al igual que todos los equipos»