Foto: FIBA

En la apertura de la tercera ventana FIBA, en búsqueda de la clasificación al mundial de 2023, Argentina logró sacarse la espina y venció a Venezuela en condición de visitante por 69 a 66, luego de ir cayendo en el marcador durante los primeros tres cuartos. De esta manera, el equipo dirigido por Néstor García alcanzó un récord de 4-1, mismo que la Vinotinto, que lidera el grupo A.

El partido en sí, podría tranquilamente dividirse en dos historias completamente diferentes, aunque posiblemente tengan un solo punto en común: Facundo Campazzo. El cordobés fue, por lejos, lo mejor de la Selección, logrando imponer un ritmo de juego mucho más alto al que veníamos viendo. Pero en la primera mitad del juego, la celeste y blanca volvió ser acechada por los fantasmas que lo acosaron en el templo del Rock.

La defensa inicial fue muy permisiva, lo que logró que los locales tomaran muchos tiros cómodos y con poca resistencia. Las pérdidas (11) de Argentina, también complicaron a los nuestros, que sufrieron 18 puntos (de los 42 que anotó su rival) en contra de parte de su rival. A esto había que sumarle los rebotes ofensivos, que volvieron a ser claves para los dirigidos por Fernando Duró.

A la vuelta de los vestuarios, la dinámica comenzó a cambiar. La selección logró bajarle un poco la velocidad de ejecución y la efectividad a Venezuela, logrando que tan solo anote 11 puntos en 10 minutos. En ese tercer cuarto, la abiceleste solo anotó 12, lo cual claramente no le era suficiente para dar vuelta una historia que durante 30 eternos minutos, le fue adverso.

Pero ahí apareció esta segunda versión del cuento. La heróica. La que, con Facundo Campazzo a la cabeza, volvió a tomar ritmo, velocidad y, sobre todo, efectividad. A puro bombazo y una defensa intensa (con una mención especial para Juan Pablo Vaulet), Argentina fue lastimando de a poco, hasta poder comandar el marcador por primera vez en el partido. Un parcial de 17 a 0 silenció la Caldera del Diablo. Con Garino y Vildoza sumándose a la fiesta del triple, todo fue más sencillo para la Argentina, que tendrá mucho que mejorar para el próximo encuentro, pero que cumplió con el objetivo inicial: llevarse el triunfo de Venezuela.

En cuanto a los números, Facundo Campazzo terminó como la máxima figura del encuentro: 29 puntos, (con 5/9 en triples, 1/5 en dobles y 12/13 desde la línea de libres), 4 rebotes, 3 asistencias, 1 robo y 1 tapa en 36 minutos, totalizando 25 de valoración. Con 10 tantos, Nicolás Romano fue el segundo anotador, mientras que con 9 unidades los escoltaron Marcos Delía (además bajando 8 rebotes) y Patricio Garino (con 3/3 desde los 6.75m).

Artículo anteriorLas argentinas confirmadas para jugar en el exterior la temporada 2022/23
Artículo siguienteCon la agencia libre, ¿en dónde está parado Facu Campazzo?