El ingreso al Salón de la Fama es la consagración absoluta de cualquier deportista, es el cierre perfecto a una carrera destacada. Manu Ginóbili es el primer argentino en conseguirlo en el marco del básquet internacional. En la noche del 10 de septiembre culmino una semana repleta de reconocimientos con la inclusión definitiva del bahiense al Naismith Memorial Basketball Hall of Fame, de Springfield, Massachusetts.

Pero la semana ceremonial conlleva una obtención de diferentes objetos históricos que la entidad le entrega a los homenajeados: una distintiva chaqueta naranja que solo aquellos que ingresaron al Hall Of Fame obtienen, un anillo de diamantes personalizado -un reconocimiento constante en los logros estadounidenses-, un trofeo y la camiseta del museo personalizada con el apellido del deportista y el número de la clase, en este caso es el 22 por el año 2022.

Chaqueta

Anillo

Trofeo

La camiseta

Las zapas especiales de Manu

Por su parte, en la destacada noche de sábado, el argentino sorprendió con sus zapatillas customizadas que cerraban un perfecto look de traje. Las clasicas Air Force de Nike fueron personalizadas con la fecha del evento en la parte interior, el logo del Hall Of Fame en la lengueta y con dos colores esteticas que hacen referencia a los momentos más destacados de su carrera: en la punta los colores negro y gris hacen mención a su carrera NBA con los San Antonio Spurs e incluye la mención de los 4 titulos; mientras que la parte tracera celeste y blanca reconoce sus años en el seleccionado nacional, con la gran distición del 2004, por el oro olimpico conseguido con la famosa Generación Dorada.

Artículo anteriorEs oficial: Manu Ginóbili es un Hall of Famer
Artículo siguienteSe cerraron los octavos de final en el EuroBasket