Foto: FIBA

Iniciaron los cuartos de final del EuroBasket, y, como para no perder el hilo a lo que venía sucediendo en la competencia, tuvimos nuevos triunfos históricos para algunos de los equipos.

En el primer turno, España no la tuvo fácil en la primera mitad, y padeció gran parte del encuentro ante Finlandia, una de las revelaciones del torneo. A la vuelta de los vestuarios, los dirigidos por Sergio Scariolo empezaron a reencontrarse con su mejor versión del juego. Con un juego de pases más efectivo, y una participación más activa de algunas de sus figuras, lograron dar vuelta la historia, y se adueñaron de las acciones. Ya en los últimos diez minutos, se vio al España que logró quedarse con el triunfo ante Lituania. España, el que siempre está, terminó quedándose con el duelo por 100 a 90.

Willy Hernángomez terminó como la máxima figura del juego, completando una planilla espectacular, en la que sumó 27 puntos (con 10/13 en tiros de dos, y 7/8 desde la línea de libres). Además, colaboró con 5 rebotes y 1 bloqueo en 24 minutos en cancha, totalizando 28 de valoración. Su hermano, Juancho, fue el segundo máximo anotador con 15 unidades, mientras que Darío Brizuela colaboró con 14 tantos.

En Finlandia, no alcanzó con los 28 de Lauri Markkanen, la figura del equipo a lo largo del torneo.

En el segundo turno, Alemania dio el golpe de gracia ante la poderosa Grecia. Los germanos, que también se apuntan para quedarse con uno de los motes de revelación, eliminaron al equipo de Giannis Antetokounmpo, que se apuntaba como candidato al título del torneo. No fueron suficientes los 31 del jugador de los Milwaukee Bucks. El Alemania hubo un rol fundamental de Dennis Schroder, que terminó como el máximo anotador con 26 puntos, además de 8 asistencias. También la rompió Franz Wagner, que terminó con 19 unidades, mientras que Daniel Theis sumó en doble doble: 13 tantos y 16 rebotes.

La jornada del domingo:

En la continuidad de cuartos de final, tendremos dos cruces espectaculares:

  • 12:15 | Francia – Italia
  • 15:30 | Eslovenia – Polonia
Artículo anteriorLa norma de priorización complica la relación de la WNBA y Europa
Artículo siguienteSe presentó la Copa Córdoba 2022