Foto: FIBA

En la apertura de la segunda jornada de los cuartos de final del EuroBasket, Francia e Italia se disputaron un juego espectacular, que necesitó de un tiempo suplementario para consagrar al equipo Galo, con un ajustadísimo resultado (un poco maquillado en el final), de 93 a 85. Thomas Heurtel fue la máxima figura del juego, completando una planilla espectacular con 20 puntos (con 4/7 en triples, 4/7 en dobles y 0/1 desde la línea de libres), además de 1 rebote, 8 asistencia y 1 robo en casi 32 minutos, totalizando 20 de valoración.

En Italia, no alcanzaron los 21 que sumaron Marco Spissu y Simone Fontecchio.

En el segundo encuentro, Polonia hizo un partido histórico y venció a Eslovenia, el último campeón, con un ajustadísimo 90 a 87. Los ganadores tuvieron un primer tiempo demoledor, y a los de Luka Doncic no les alcanzó para recuperarse a tiempo. Mateusz Ponitka entró en la historia del torneo, sumando un triple doble en el triunfo de Polonia ante Eslovenia por 90 a 87: 26 puntos (con 5/13 en triples, 3/4 en dobles y 5/6 desde la línea de tiros libres), 16 rebotes, 10 asistencias y 3 robos en 35:29 minutos en cancha, totalizando 41 de valoración.

Los anteriores que habían logrado este hito fueron: Toni Kukoc en 1995 vs Finlandia (15 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias) y Andrei Mandache en 2017 vs Montenegro (14 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias).

En Eslovenia, latko Cancar fue el máximo anotador del equipo con 21 puntos, escoltado por las 17 unidades de Goran Dragic. Luka Doncic finalmente terminó con 14 tantos, 11 rebotes y 7 asistencias.

Artículo anteriorSergio Feversani: «Es algo histórico para la provincia»
Artículo siguientePiñero y Hinkle ya se sumaron al Remero