La NBA no estuvo exenta de emociones a lo largo de todo el año. Este 2022 marcó la segunda mitad de la temporada número 75 de la liga más importante del planeta, lo que entre otras particularidades históricas nos dio la posibilidad de ver a los mejores jugadores de la historia reunidos el fin de semana del All-Star Game. Con algunas ausencias e inclusiones controversiales, eso no quita que cada uno merecía estar donde estaba.

Los nombres lógicos como Michael Jordan o LeBron James, que dejaron una foto para la posterioridad, también la posibilidad de ver a leyendas de décadas anteriores y hasta las publicidades que reunían a las leyendas, las grandes producciones que se llevaron los elogios. El partido de las estrellas quedó en un segundo plano, aunque con un hecho histórico como lo fue Steph Curry y sus 50 puntos, con 16 triples en el camino, pero con LeBron siendo el dueño de la última pelota para ganar el partido.

Fue el turno de volver a la acción y unos meses después llegaron los playoffs, momento en el que se produjo el debut de Luca Vildoza con los Bucks en la serie de primera ronda ante los Bulls. Pese a algunos traspiés no hubo sobresaltos en el inicio, dándose todos los resultados lógicos para arrancar la postemporada.

Ya en semis, Dallas no le dio chances a los candidatos Suns con un lapidario último juego en el que Phoenix fue una sombra de lo que había mostrado, además de que Luka Doncic estuvo incontenible. Del otro lado Boston luchó y dejó fuera a Milwaukee en una demostración que iban por la grandeza. Lo revalidaron ante Miami, el #1 del Este, y en las NBA Finals esperaban los Warriors tras dejar fuera a Dallas.

Las finales fueron de una intensidad constantemente en aumento. Boston golpeó primero fuera de casa y se repusieron los Warriors en el segundo, pero ya habían perdido la ventaja de localía. El viaje al TD Garden significó el 2-1 a favor de los de Udoka y una gran chance de ponerse match point ganando el siguiente en casa, pero fue todo lo contrario.

Curry y sus 43 puntos le devolvieron el aire a Golden State, que emparejaron la serie para volver a casa nuevamente con ganas de ponerse al frente. Y así fue, sin tanto dominio el quinto se lo llevaron los de Kerr y emprendieron el regreso a Boston, donde terminaron de dar el golpe para cerrar la serie a su favor 4-2 y sumar el séptimo título en la historia de la franquicia.

El año de los argentinos en la NBA fue agridulce, quizás con más malas que buenas, pero aún así se pudo disfrutar con intensidad. Facu Campazzo no pudo renovar su contrato con los Denver Nuggets y llegó como agente libre a Dallas para la 22/23, pero no duró más que un mes y debió emprender el regreso al viejo continente, donde jugará en el Estrella Roja de Serbia.

Ahí lo espera Luca Vildoza, que estuvo en Milwaukee hasta el Summer Camp para luego ser cortado por falta de continuidad en el roster de Mike Budenholzer. Y quien sí se mantiene en la NBA es Lea Bolmaro, que fue incluido en el paquete de Minnesota por Rudy Gobert rumbo a Utah. En el Jazz alterna noches en la banca por minutos en la G League, demostrando con creces que le sobra en la liga de desarrollo aunque cuenten poco con él en la NBA.

La 22/23 mostró una gran paridad desde el inicio de la temporada en ambas conferencias. Varios cambios de mando en el liderazgo en la tabla de posiciones y la imposibilidad de ver un claro candidato en cada una lo demuestran, al punto que a poco de terminar el año (hoy 23/12) solo hay cuatro juegos de diferencia entre el primero y el décimo en el oeste, y 4,5 entre el primero y el sexto del este.

Si bien Boston comandó durante gran parte de la actual temporada, un mal diciembre los hizo caer al segundo puesto a manos de los Bucks, por lo que será nuevamente una dura batalla entre ambos hasta el final de la campaña por ver cuál queda por encima. Además, Cleveland viene envalentonado por el nivel de sus estrellas lideradas por Donovan Mitchell, en tanto que Knicks y Nets están de racha a la expectativa de poder tomar la punta.

En el oeste la situación es similar, aunque hubo más cambios de mando. Portland había empezado bien pero cayó, lo mismo Phoenix más adelante y ahora quienes están al frente son los Nuggets de Jokic, que va por su tercer MVP (renovado premio que este año cambiará su trofeo y su nombre para darle lugar a Michael Jordan). Grizzlies y Pelicans amenazan con sus núcleos jóvenes, en tanto que Clippers esperan la completa recuperación de Kawhi para empezar a escalar.

Este 2022 tuvo muy buenos momentos, pero también uno que nadie quiere recordar pero corresponde hacerlo a su memoria. Bill Russell falleció el 31 de julio a los 88 años habiendo sido uno de los mejores cinco, quizás se puede debatir pero con muchos fundamentos a su favor, jugadores y luchadores por los derechos de los basquetbolistas. La NBA lo homenajeó de todas las maneras posibles al punto que todos los equipos llevan un parche con el número 6 en el frente de sus camisetas y han retirado ese dorsal en su honor, algo solo para privilegiados.

El 2022 de la NBA dejó muchísimos momentos que quedarán para la historia, no todos pudieron ser incluidos en este artículo, y todavía queda una semana más para seguir metiendo sucesos en la lista. Si bien nadie sabe qué deparará el 2023, lo que se puede dar por sentado es que no decepcionará y entregará otros hechos históricos para la posterioridad, es solo cuestión de sentarse a mirar partidos y esperar que la magia suceda.