En el último programa de la semana de 3x3, Fabián Pérez y Marcelo Nogueira llevaron adelante como lo hacen todos los viernes una nueva edición del segmento "Las comparaciones no sirven de nada". En él debatieron acerca de los basquetbolistas que tienen cierta importancia en la Liga Nacional pero que, cuando son convocados a la selección nacional, pasan a ser jugadores de rol en el equipo.

Para iniciar la charla, presentaron sobre la mesa algunos nombres que tuvieron un gran nivel en la LNB, como Walter Herrmann o Gabriel Fernández, pero que a la hora de vestir la celeste y blanca su relevancia fue menor y tuvieron que adaptarse a una menor cantidad de minutos de juego. Otro de ellos fue y es Paolo Quinteros, con quien pudieron hablar en vivo sobre este tema.

El escolta de Regatas Corrientes inició su participación en el especial explicando su experiencia a la hora de encarar ese cambio de protagonismo entre los equipos de Liga Nacional y la selección. Además, contó cómo hizo él para mentalizarse para poder afrontarlo de la mejor manera y situaciones en las que entendió que pasar a ser uno más del equipo se podía dar y tenía que estar preparado para cuando le tocara entrar al campo de juego.

En el segundo bloque fue el turno de hablar con un jugador ya retirado, como Hernán Jasen. El bahiense continuó la línea de Quinteros contando cómo fue formar parte de la selección argentina, pero también aportando la visión de un jugador al que, estando en Europa, le tocó quedar afuera en más de una oportunidad.

"Pancho" reveló que muchas veces le dolió el hecho de no poder tener la chance de representar a su país, pero aclaró que no se arrepiente de nada ya que entiende que hubo superpoblación de jugadores de buen nivel en la posición que él ocupaba en la cancha, la de alero. Por otra parte, explicó cómo hizo para aprovechar los momentos que tuvo en cancha cuando vistió la camiseta de Argentina.

Por último, los acompañó Silvio Santander, uno de los técnicos más importantes de la última década en la Liga Nacional y que, en estos momentos, oficia de asistente de Sergio Hernández en la selección. En su rol como integrante del cuerpo técnico, aportó su punto de vista desde el costado del entrenador hacia los jugadores que llegan como figuras de la competencia local y en el combinado argentino no tienen esa relevancia.

Santander analizó esa situación desde su lugar y explicó la relevancia que tiene para el armado de un buen equipo que los jugadores entiendan el rol que tienen que ocupar, dejando de lado el que traen de sus equipos. También dio algunos ejemplos de casos en los que tuvo que hablar con jugadores para hacerles entender que iban a tener menos relevancia en el juego pese a que su nivel los hacía merecedores de algo más.